WWF reclama a la CAM que apruebe planes de gestión del lince y lobo

lince Kiki Fotografía Iberlince-CS

WWF recuerda que el lince ibérico Kentaro avistado estos días en Madrid había sido liberado en diciembre en Montes de Toledo, en el marco del programa LIFE Iberlince, y ha cruzado al territorio de la Comunidad de Madrid en su dispersión juvenil. La organización considera que esta presencia se debe más al azar que a una política de conservación ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, como manifestó el pasado jueves el Consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria. WWF exige a la Comunidad de Madrid que asuma su responsabilidad y tome medidas ante la presencia del lince y que cumpla la ley aprobando de forma urgente un plan de recuperación para esta especie en peligro crítico de extinción y para el lobo.

Tras años de ausencia, el lince ibérico, el felino más amenazado del planeta, ha vuelto a pisar la Comunidad de Madrid. Procedente del área de reintroducción de Montes de Toledo, el lince Kentaro ha recorrido más de 100 kilómetros en su dispersión juvenil –el viaje que hacen los linces jóvenes en busca de un territorio propio-, y ha llegado a cruzar el límite de la región madrileña. Los técnicos del proyecto LIFE Iberlince han podido registrar su largo periplo –que incluso le ha llevado a las cercanías de la ciudad de Toledo- gracias al collar emisor por satélite que le colocaron antes de su suelta.

Para WWF, tras esta extraordinaria noticia, la Comunidad de Madrid debería empezar a trabajar por la recuperación del felino más amenazado del planeta en la región. WWF reclama a la Comunidad de Madrid la elaboración de un Plan de Recuperación para la especie, incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas tal y como obliga la normativa autonómica y nacional. Los últimos registros de presencia del felino se produjeron en el Alto Alberche, y el suroeste de la comunidad –incluido en su mayor parte dentro de la Red Natura 2000- es en la actualidad un hábitat apropiado para albergar una población de linces.  Sin embargo en los correspondientes planes de gestión de estos espacios no figura ninguna medida para esta especie. Lo que demuestra la escasa implicación de la Comunidad de Madrid en la conservación del lince; algo similar a lo que ocurre con el lobo.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: “Es inaceptable que una comunidad como Madrid sea la única que no ha aprobado planes de recuperación de especies en peligro de extinción, como el lince ibérico o el lobo, tal y como exige la ley”. Y añade: “La Comunidad de Madrid no está trabajando de forma rigurosa para facilitar el retorno de estas especies al territorio madrileño, pese a que existen áreas favorables para ello”.

Para WWF la falta de planes de gestión del lince ibérico y de lobo supone no abordar las amenazas y los problemas a los que se enfrentan estas especies amenazadas ni poner en marcha las herramientas que permitan la coexistencia de ambas especies con las actividades del medio rural.

Kentaro es uno de los ocho linces ibéricos procedentes del programa de cría en cautividad que ya han sido liberados en Montes de Toledo, una de las cuatro áreas de reintroducción –además del sur de Ciudad Real, el valle de Matachel en Extremadura, y el valle del Guadiana en Portugal- del proyecto LIFE Iberlince, en el que participa WWF y que hoy ha liberado tres nuevos ejemplares. El objetivo del proyecto es recuperar los territorios históricos de la especie, que se extinguió de gran parte de su área de distribución a finales del siglo XX.

Deja un comentario