El Congreso Ibérico pone de manifiesto la importancia de la caza

El Congreso Ibérico de Caza y Conservación, celebrado los días 27 y 28 de mayo en la localidad pacense de Olivenza, ha puesto de manifiesto la enorme importancia que posee la actividad cinegética, tanto a nivel regional como nacional. Esta relevancia debe llevar aparejada, a partir de ahora, una mayor presencia de los representantes del sector en los distintos consejos y órganos de gobernanza.

La Federación Extremeña de Caza, FEDEXCAZA; entidad organizadora del Congreso, ya ha mostrado su satisfacción tanto por el apoyo recibido durante el desarrollo de este importante evento, como por la importante participación, tanto de políticos como cazadores y otros representantes del sector cinegético.

clausura congreso fecdexcaza 1Tras la clausura del evento, en las próximas semanas se publicará un documento con las conclusiones del congreso, que supondrán una hoja de ruta para el diseño, con base científica, de numerosos proyectos en los próximos años. El texto incluirá las conclusiones extraídas en materias como la recuperación de la caza menor, las herramientas que se pueden implementar para luchar contra la tuberculosis y propuestas para la mejora de la gestión cinegética.

Dada la trascendencia de estas áreas para el desarrollo rural de Extremadura y de numerosas poblaciones de todo el territorio nacional, FEDEXCAZA aspira a que, a partir de este momento, el sector cinegético cuente con una representación acorde al peso social que ocupa. Por lo cual, se espera que el Congreso Ibérico de Caza y Conservación haya servido para sentar las bases de una nueva etapa y contribuya a finiquitar una tendencia injustificada hasta el momento.

De este modo, la caza, como motor de desarrollo rural, debe estar presente en el consejo asesor de Medio Ambiente, en los órganos de gobernanza para la aplicación de la Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural o en el consejo económico y social, donde están representados ecologistas, agricultores, ganaderos y municipios, entre otros.

Deja un comentario