5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

Tolerancia cero para el comercio ilícito de las especies silvestres
La ONU advierte que el auge del comercio ilegal de productos de la vida silvestre está deteriorando la biodiversidad de la Tierra, robándonos nuestro patrimonio natural y llevando al borde de la extinción a especies enteras. La matanza y el contrabando también está socavando las economías y los ecosistemas, alimentando el crimen organizado, la corrupción y la inseguridad en todo el mundo.
Los delitos contra la naturaleza ponen en peligro a elefantes, rinocerontes, tigres, gorilas y tortugas marinas. En 2011, una subespecie del rinoceronte de Java se extinguió en Vietnam, mientras que los últimos rinocerontes negros occidentales desaparecieron del Camerún el mismo año. Los grandes simios han desaparecido de Gambia, Burkina Faso, Benin y Togo, y otros países podrían seguirlos rápidamente. Las víctimas menos conocidas incluyen el Rhinoplax vigil y los pangolines, así como las orquídeas silvestres y las maderas como el palo rosa.

País Anfitrión: Angola
Las actividades para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente de este año están organizadas por Angola, un país que trata de restaurar sus manadas de elefantes, conservar la rica biodiversidad de la vida silvestre en África y salvaguardar el medio ambiente, ya que continúa su reconstrucción después de más de un cuarto de siglo de guerra civil.
mercado marfil angola Photo-by-MSvensson-2“Angola se complace de ser la anfitriona del Día Mundial del Medio Ambiente, que se centrará en un tema muy cercano a nuestros corazones”, dijo la ministra de Medio Ambiente de Angola, Maria de Fátima Jardim. “El comercio ilícito de especies de fauna y flora silvestres, en particular el comercio de marfil y cuerno de rinoceronte, es un problema importante en todo nuestro continente. Nuestro objetivo es enviar un mensaje claro de que pronto serán erradicadas tales prácticas”».
El gobierno ha lanzado recientemente una serie de iniciativas para mejorar la conservación y endurecer la aplicación de la ley. Para demostrar su compromiso para frenar el furtivismo de elefantes, Angola el año pasado presentó un Plan de Acción Nacional de Marfil en virtud del Convenio CITES, plan que incluye penas severas para el furtivismo y el tráfico de marfil, realizar un inventario exhaustivo de sus reservas de marfil, aumentar los controles fronterizos y en los aeropuertos, y poner fin al comercio de marfil en sus mercados nacionales, como en el de Benfica, en la capital, Luanda, uno de los mercados de marfil más grandes de África.

Deja un comentario