EEUU: la prohibición del comercio de marfil no afectará a los trofeos

Ayer, 2 de junio, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS) anunció la prohibición casi total del comercio de marfil en su territorio. Aunque la ley no prohíbe la importación de trofeos de caza abatidos legalmente a los EEUU, se han impuesto nuevos requisitos y restricciones, como la limitación a dos trofeos de elefante por cazador y año.

Así, a partir del 6 de julio de 2016 será necesario que el cazador que quiera importar un trofeo de elefante obtenga un permiso según la Ley de Especies en Peligro de Extinción (Endangered Species Act, ESA) para hacerlo.

elefantes copy SCIA pesar de que durante décadas el FWS ha ordenado hallazgos que la importación de elefantes africanos mejora la supervivencia de la especie, los permisos no se necesitaban antes para la importación de trofeos de elefantes procedentes de países donde las poblaciones están incluidas en el Apéndice II de CITES (es decir, Namibia, Sudáfrica, Zimbabue y Botsuana). En el futuro, todos los trofeos de elefantes africanos, independientemente de su estado en los apéndices de CITES, requerirán permisos de la ESA para la importación a Estados Unidos. El FWS insiste en que este nuevo requisito no tendrá un impacto importante en la importación de trofeos.

Además de la exigencia de este permiso, la nueva normativa impone un límite a la importación de dos trofeos de elefante por cazador por año. Hasta ahora, no existía límite en esta materia. El FWS ha explicado que la intención de la restricción es prohibir los individuos que participan en la gestión de la población de elefantes sacrificios de participar en el comercio de la marfil de elefantes tomadas en esos sacrificios.

El Safari Club Internacional se opuso a estas restricciones cuando el FWS propuso esta nueva reglamentación. La imposición del requisito de este permiso de la ESA agrega una carga innecesaria para los cazadores y da al FWS la oportunidad adicional de negar la importación a quienes legalmente cazan elefantes africanos.

La norma contempla así mismo algunas excepciones, como instrumentos de música, muebles y armas que contengan menos de 200 gramos de marfil. Las piezas antiguas, que daten de al menos un siglo, también están exceptuadas. El FWS ha explicado que la aplicación de esta norma se base en un intento de poner freno al furtivismo y al comercio ilegal de marfil de elefante africano.

Deja un comentario