Exigen a Vietnam que pare el tráfico ilegal de cuerno de rinoceronte

Images of a female rhino who 4 months ago survived a brutal dehorning by poachers who used a chainsaw to remove her horns and a large section of bone in this area of her skull, Natal, South Africa, November 9, 2010. The poachers surveyed the area by helicopter, mapped out the movements of the Rhino and the Guards and then darted the animal and hacked of the horn with a chainsaw. In an act of callous brutality they left the animal alive when they left with the horns. This Rhino was consequently found the next day wandering around in unimaginable pain. She also had a young 4 week old calf who was seperated in the incident and subsequently died of starvation and dehydration. The female adult miraculously survived the dehorning and with some vetrinary supervision has gone on to join up with a male bull who accompanies her and helps her to survive.
© WWF.

Con la crisis del furtivismo de rinocerontes sin señales de disminuir, Vietnam debe acabar con el imparable comercio ilegal de cuerno de rinoceronte o hacer frente a las sanciones, asegura WWF ante la conferencia más importante sobre vida salvaje que comienza este sábado 24 de septiembre en  Sudáfrica.

Vietnam constituye el mayor mercado mundial para el comercio ilegal de cuerno de rinoceronte, por lo que su fracaso a la hora de cerrar el comercio ilegal de especies, interrumpir las redes de tráfico ilegal y perseguir a los traficantes, constituirá uno de los focos de atención en Johannesburgo (Sudáfrica), sede de la 17ª Conferencia de las Partes (COP17) de la Convención sobre el Comercio Internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES) que se celebrará del 24 de septiembre al 5 de octubre.

Esta será la mayor reunión de CITES de la historia con la participación de 181 países y un número récord de temas para la negociación, incluyendo aspectos relacionados con comercio de especies salvajes como elefantes. Sin embargo, puesto que se celebra en Sudáfrica, que ha perdido cerca de 6.000 rinocerontes a manos de los furtivos desde 2007, incluyendo más de 700 en lo que va de este año, los temas ligados los rinocerontes tendrán un lugar muy destacado en la agenda.

Images of a female rhino who 4 months ago survived a brutal dehorning by poachers who used a chainsaw to remove her horns and a large section of bone in this area of her skull, Natal, South Africa, November 9, 2010. The poachers surveyed the area by helicopter, mapped out the movements of the Rhino and the Guards and then darted the animal and hacked of the horn with a chainsaw. In an act of callous brutality they left the animal alive when they left with the horns. This Rhino was consequently found the next day wandering around in unimaginable pain. She also had a young 4 week old calf who was seperated in the incident and subsequently died of starvation and dehydration. The female adult miraculously survived the dehorning and with some veterinary supervision has gone on to join up with a male bull who accompanies her and helps her to survive.
© WWF.

A pesar de la evidencia generalizada de que la venta de cuerno de rinoceronte se realiza abiertamente en Vietnam, las autoridades no han hecho incautaciones relevantes de este producto dentro de sus fronteras y tampoco han informado de ningún tipo de infracción. 

“El escaso historial de cumplimiento de la ley de Vietnam habla por sí mismo: poner fin al comercio ilegal de cuernos de rinoceronte y ayudar a salvar a los rinocerontes de África no es claramente una prioridad para el gobierno”, dijo Ginette Hemley, jefe de la Delegación de WWF en CITES. “Con una media de tres rinocerontes abatidos furtivamente cada día, no hay tiempo que perder. CITES debe adoptar una postura dura con Vietnam y exigirle que aplique con urgencia medidas críticas para hacer frente al comercio ilegal de cuerno de rinoceronte o que afronte las correspondientes sanciones”. (Ver posicionamiento de WWF ante la COP17 de CITES) 

En concreto, Vietnam debe estar de acuerdo en promulgar nuevas regulaciones para considerar los delitos contra la naturaleza como “delito grave”, con una pena mínima de cuatro años de prisión; legislar para considerar el cuerno de rinoceronte falso como verdadero cuerno de rinoceronte a efectos de aplicación y cumplimiento de las leyes y ponerse como objetivo el procesamiento del comercio ilegal y de los traficantes. De lo contrario, CITES deberá pedir a los países que prohíban el comercio con Vietnam de todas las especies salvajes incluidas en CITES.

Además de Vietnam, CITES también debe obligar a otros países de la cadena del comercio ilegal de cuerno de rinoceronte a hacer más. Sudáfrica ha dedicado recursos considerables para detener el furtivismo con cierto éxito, pero es imprescindible poner en marcha intervenciones a más largo plazo involucrando a las comunidades locales y enfocando a las redes criminales internacionales. Mozambique debe incrementar sus esfuerzos para evitar que los contrabandistas utilicen su territorio y China, otro gran consumidor de cuerno de rinoceronte, tiene que centrarse en la reducción de la demanda.

Según Luis Suarez, responsable del Programa de Especies de WWF España: ‘Las prohibiciones comerciales internacionales son clave para salvar la vida salvaje pero, sin esfuerzos rigurosos para prevenir el furtivismo y el tráfico ilegal, nunca son suficientes por sí mismas’. Y añade: ‘Las redes del crimen organizado continuarán apuntando a las especies amenazadas, como hemos visto con rinocerontes, elefantes y tigres’.

African elephant Loxodonta africana Confiscated elephant ivory and rhino horn
© WWF.

Comercio ilegal de marfil

El comercio ilegal de marfil también será un tema importante en la conferencia. Con decenas de miles de elefantes africanos muertos furtivamente cada año y una prohibición del comercio de marfil internacional ya en vigor, CITES debe centrarse en las medidas necesarias para aplicar de manera efectiva la prohibición y hacer frente a las cuestiones esenciales detrás del comercio ilegal de marfil: corrupción, leyes inadecuadas y falta de aplicación en los países a lo largo de la cadena del comercio ilegal de marfil, además de una demanda incontrolada en Asia.  

En concreto, es fundamental que los 19 países africanos y asiáticos más implicados en el comercio ilegal de marfil implementen de forma rigurosa sus planes nacionales de acción sobre marfil bajo el convenio CITES, que están empezando a dar resultados. Revisiones independientes del progreso de cada país son necesarias y los países que no actúen también debe enfrentarse a la amenaza de sanciones de CITES.

Menor protección al halcón peregrino y a la cebra de montaña del Cabo

La conferencia también proporcionará a los países la oportunidad de disminuir las restricciones sobre el comercio de algunas especies, como el halcón peregrino y la cebra de montaña del Cabo, que se han recuperado desde que fueron colocados en el Apéndice I de CITES, el nivel más alto de protección comercial.

“La recuperación de especies como el halcón peregrino muestra que CITES puede funcionar y que las poblaciones se pueden recuperar gracias a las prohibiciones de su comercio y a los esfuerzos de conservación”, dijo Hemley. 

Deja un comentario