La WRSA pide apoyar a Swazilandia para legalizar el cuerno de rino

rinoceronte-blanco-2La audaz propuesta de Swazilandia a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) de legalizar el comercio de productos de rinoceronte cuenta con el apoyo de la Wildlife Ranching South Africa (WRSA), al sostener que así se aseguraría la supervivencia de la especie a largo plazo.

Según Pelham Jones, director el Comité Consultivo de Rinoceronte de la WRSA y la Private Rhino Owners’ Association, Sudáfrica habrá perdido 6.000 rinocerontes debido al furtivismo desde 2008 hasta finales de 2016, 1.200 de los cuales pertenecen a reservas privadas.
Jones afirma que el sector privado posee 6.200 rinoceronte blancos y negros, que es casi un tercio de la población total de rinocerontes en Sudáfrica, hogar del 90% (19.000 ejemplares) de todas las especies de rinocerontes en el mundo. “En 2009, el rino podía encontrarse en 400 reservas privadas en Sudáfrica. Hoy ese número ha disminuido a 330 y, en el proceso, alrededor de 200.000 hectáreas de hábitat se han perdido para la conservación”, sostiene.
rinoceronte-blanco“El sector privado juega un papel dominante para sacar al rinoceronte del borde de la extinción, pero hoy en día, con la excepción de caza limitada, no hay absolutamente ningún incentivo para mantenerlos y esperamos que más y más propietarios se deshagan de sus rinocerontes concluye Jones.
Se estima que el coste del furtivismo sobre el rinoceronte desde el año 2009 ronda los 30 millones de dólares, mientras que los costes de seguridad asociados al mantenimiento de la especie ha aumentado a  115 millones de dólares durante el mismo período, sin ninguna ayuda externa estatal. “Tampoco hay ningún tipo de inversión o ayuda para mantener a los rinos, por no hablar de la amenaza a la seguridad personal a la familia y empleados del propietario.
Wiaan van der Linde, presidente de WRSA, una asociación de propietarios de terrenos de caza, añadió que es evidente que no sólo la prohibición impuesta por CITES al comercio de productos del rino por 38 años lleva a un fracaso absoluto de medida, sino que realmente lo que ha hecho ha sido estimular la aniquilación de la especie mediante la creación de un entorno favorable para las organizaciones criminales internacionales que mueve millones de dólares. 
“Hacemos un llamamiento a los delegados que asisten a la CoP 17 este mes para permanecer fiel al objetivo original de CITES de “asegurar el aprovechamiento sostenible de especies y ecosistemas, que ayudan a millones de comunidades rurales, así como los principales sectores“, dice.
“Con pocas excepciones, el África meridional es el último guardián de rinocerontes del mundo y hasta ahora la región ha hecho un trabajo excepcional en la conservación de la especie. Un uso sostenible es una política que ha permitido a las comunidades rurales de África meridional beneficiarse de la vida silvestre y, en el proceso, ha permitido que personas y animales puedan convivir. Ya es hora de que la política se aplique a los rinocerontes. Si no es así, nos tememos que en la próxima reunión de CITES, dentro de tres años, los rinos sólo se encuentren en los zoos y en algunos parques“.

Deja un comentario