Apoyo contundente del Congreso de los Diputados a la caza

La Oficina Nacional de la Caza señala que ayer fue un gran día para el sector cinegético, al pronunciarse el Congreso de los Diputados de forma rotunda a favor de la caza con la aprobación de un texto presentado por el Partido Popular (del que ya informamos a principios de octubre) y que fue apoyado también por PSOE y Ciudadanos.

Así, el Partido Popular cumplía los compromisos adquiridos en los encuentros mantenidos en los últimos meses por la ONC con sus portavoces Teófilo de Luis y María Teresa de Lara, a los que agradecemos su buena predisposición.

También se cumple el compromiso que adquirió el portavoz del PP en la materia, Teófilo de Luis, en el debate organizado, también por la ONC, poco antes de las últimas elecciones generales, donde también el PSOE se pronunció en la misma línea.

Finalmente, la propuesta logró 26 votos a favor, 8 en contra y 2 abstenciones en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso de los Diputados. O lo que es lo mismo, logró el respaldo del 72% de la Cámara.

nota-con-emnienda-revistas-caza-2El texto respaldado por el Congreso señala que la caza es “un subsector económico relevante” por su “capacidad para generar renta y empleo” y –lo más importante– afirma que la actividad cinegética es “un instrumento de gestión fundamental para la conservación tanto de especies de fauna como de espacios naturales”.

En su defensa, el portavoz del Grupo Popular, Teófilo de Luis, ha explicado que la actividad cinegética genera más de 4.000 millones de euros de renta al año y 60.000 empleos directos, además de “contribuir de manera notable a reducir la estacionalidad del sector turístico”.  El portavoz llegó a defender que los cazadores son “unos de los más firmes y comprometidos defensores de la conservación del medio natural en las mejores condiciones posibles”.

Entre las medidas concretas que plantea esta propuesta están:

  • Potenciar la licencia interautonómica de caza
  • Creación de espacios de encuentro entre el Estado y el sector cinegético (se habló de constituir antes de seis meses el Consejo Nacional de Caza)
  • Creación de un banco genético para preservar especies cinegéticas
  • Creación de un registro nacional de infractores en materia cinegética

Para la ONC el punto negativo lo puso el diputado andaluz de Ciudadanos Luis Salvador, cuya condición para respaldar el texto fue que se eliminase del mismo la frase que afirmaba que la caza es una actividad “de raíces profundas en nuestras tradiciones”.

Enric Bataller, de Compromís, se abstuvo en la votación, aunque previamente dijo que la caza es una actividad “que a dejándose de lado” y que es “únicamente una actividad recreativa”. Más previsible fue la actitud de Unidos Podemos, cuyo portavoz en este caso fue Juantxo López de Uralde, del partido animalista Equo, que lamentó el a su juicio “amplio apoyo” que las administraciones públicas dan a la caza.

 

La postura de los partidos, en detalle

Según publica teinteresa.es, Javier Antón, del PSOE, supeditó el apoyo de los socialistas a la iniciativa si se aceptaban tres enmiendas, que quedaron incluidas: la participación de las comunidades autónomas en la concesión de una única licencia para cazar en varias regiones, que se ponga en marcha un registro central de infractores y que se cree un banco genético para preservar las especies cinegéticas españolas.

Luis Salvador, de Ciudadanos, vio satisfecha su enmienda de que la caza carece de “raíces profundas en nuestras tradiciones”, porque “hay muchísima gente en nuestro país a la que no le gusta la caza”, pero no que se modifique la Ley de Caza, que data de 1970, para “favorecer la actividad económica en equilibrio con el mantenimiento del campo y la vida rural”.

Enric Bataller, de Compromís y que se abstuvo en la votación, señaló que la caza es “una práctica que va dejándose de lado” en la sociedad española y rechazó su importancia en el sector primario, porque “ya no se caza para alimentarse”, sino que se ha convertido “únicamente en una actividad recreativa”, al tiempo que consideró “muy preocupante” que sea “una actividad turística que comporta una serie de repercusiones o problemas para el medio ambiente” porque algunas regiones aportan cazadores, como la Comunidad de Madrid o la Comunidad Valenciana, y otras cuentan con terrenos cinegéticos.

Juantxo López de Uralde, de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, mostró su oposición a la proposición no de ley indicando que la caza cuenta “con un amplio apoyo por parte de las administraciones públicas” frente a “otras actividades que pueden generar actividad económica en el mundo rural”, y subrayó que el interés por la práctica cinegética “va decayendo en la población”, porque en 1990 había cerca de 1,5 millones de licencias y ahora unas 800.000, mientras que crecen las cifras de “personas que disfrutan del medio natural sin portar un arma al hombro”, como excursionistas, ornitólogos, montañeros, senderistas, naturalistas, fotógrafos o “simples paseantes”.

Deja un comentario