La Generalitat Valenciana impide comenzar la temporada al no publicar la orden de vedas

 

 

El gobierno de la Generalitat Valenciana está a punto de impedir que muchos cazadores de la Comunidad puedan comenzar el próximo domingo la temporada, como estaba inicialmente previsto, ya que a falta de dos días para su inicio aún no se ha publicado la Orden General de Vedas 2017/18.

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana se muestra “enormemente indignada” por un hecho que provocará un gran perjuicio a los cazadores y que únicamente podría ser solucionado con una actuación “in extremis” y de última hora por parte de la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

La FCCV no encuentra ninguna justificación para que la orden no haya sido todavía publicada en el Boletín Oficial de la Generalitat Valenciana y considera “inadmisible” la enorme confusión y el grave daño que va a ocasionar al colectivo de cazadores de la autonomía.

La Federación ha hecho llegar “su enorme malestar y decepción” a la Consellería, por lo que considera “un desprecio y una gran falta de respeto a todos los cazadores valencianos”.

Ante esta injusta situación que está a punto de producirse, la FCCV informa a todos cazadores que la modalidad de caza con perros y sin armas en las zonas comunes, que dependen de la publicación de esta norma, no podrá realizarse el próximo domingo, ni tampoco fechas posteriores, a no ser de una publicación de urgencia o resolución inminente que autorice la caza este fin de semana. Si se podrá practicar esta modalidad en los cotos de caza, al contemplarse en sus Planes Técnicos, y por tanto ser independiente de la publicación de la orden de Vedas anual.

La FCCV califica de “burla” a los cazadores y “menosprecio” a la FCCV la actitud de la Consellería, con la que para evitar situaciones como la que parece va a producirse, la Federación ha trabajado y mantenido reuniones permanentes, especialmente durante las últimas semanas.

Por ello, considera que no publicarse la orden antes del próximo domingo supondrá “una gravísima humillación al colectivo” y solicitará explicaciones inmediatas al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, además de ponerlo en conocimiento de los grupos políticos de las Cortes Valencianas, instándoles a presentar una moción de reprobación de la Consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián Calvo, como máxima responsable de una grave dejación de funciones que afecta a más de 60.000 ciudadanos de la Comunidad.

La inadmisible tardanza no sólo afectará a los cazadores valencianos que debían comenzar la Media Veda del conejo en las zonas comunes, sino también a la práctica totalidad de las sociedades de cazadores que necesitan disponer de la orden general de vedas con la suficiente antelación para programar sus temporadas de caza en base a una correcta gestión, tanto de la caza, como de los recursos con que cuentan en sus acotados.

Deja un comentario