La ACE y Grupo Tagonius presentan los primeros resultados del Proyecto Aequilibrium

Ayer, 6 de noviembre de 2017, en el salón de actos del Museo de Ciencias Naturales, se dieron a conocer los primeros resultados del Proyecto Aequilibrium en el año piloto 2017, llevado a cabo en tres comunidades autónomas: Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

El acto fue presentado por biólogo y divulgador Juan Delibes y expuesto por Pablo Ortega, de la Asociación del Corzo Español (ACE), y Enrique Navarro, presidente del Grupo Tagonius y pilar importante de este proyecto, por su increíble trabajo de campo junto a su equipo.

Gracias al trabajo de sus miembros y de otros colaboradores, este bonito proyecto es ya una realida, y nos muestra en estos primeros resultados piloto cómo una especie protegida y emblemática, como es el águila real, se ha adaptado a la nueva realidad ecológica de amplias comarcas españolas, basando hoy en gran medida su éxito reproductor en la captura de una especie cinegética de muy reciente proliferación: el corzo. Se trata de una depredación equilibrada, no superando la captura el 1% sobre la población de corzos en las zonas objeto de estudio.

Este proyecto pone de manifiesto, además, que los enfoques naturalista y cinegético no sólo no son incompatibles entre sí, sino que, por el contrario, del entendimiento y colaboración entre ellos se derivan valiosos beneficios para el conocimiento y conservación de nuestro medio ambiente y de las especies que habitan en él.

Tras el seguimiento desde principios de año en sus respectivos territorios de las parejas de águila real escogidas para el proyecto y una vez comprobado el éxito reproductor y alcanzando los pollos la edad adecuada, se accedió a los nidos para comprobar los restos alimenticios encontrados en ellos o en sus inmediaciones, lo que confirma la hipótesis de partida del proyecto, que es la de que los corcinos constituyen una parte muy relevante en la dieta de las águilas reales del centro de España durante su época de cría.

Se presentó también una novedad científica conocida como Protocolo IDF (Identificación por Diseño Facial), un innovador método de individualización de ejemplares de águila real (y también de otras especies de rapaces de picos prominentes) que ha desarrollado en los últimos años el Grupo Tagonius. Se basa en la selección y comparación de partes diagnósticas del pico de las aves, que no tienen variación a lo largo de su vida (desde los 50 días de edad hasta su fallecimiento).

Más información: aequilibrium-project.org

Deja un comentario