Cuenta atrás para los cotos de caza alaveses

cotos

Tras el anuncio de la probable desaparición de los cotos de caza alaveses ante la imposibilidad económica de renovar la póliza de seguro de responsabilidad civil, los contactos con todos los sectores implicados han sido intensos a lo largo de los últimos días.

El abultado incremento de los siniestros en carretera de los dos últimos años, estimado en más de un 60%, ha provocado que la mayoría de las compañías aseguradoras declinen hacer ofertas, y las que sí lo han hecho han puesto la contratación de la póliza en un valor inalcanzable para la deteriorada economía de los acotados, que están acusando, además de la baja en el número de socios, el descontrolado aumento de las indemnizaciones por daños a la agricultura.

Esta situación se ha visto agravada en los tres últimos años, en los que la Diputación Foral de Álava se ha encargado directamente de la gestión de las principales especies de caza mayor del territorio alavés, tras dejar al margen a las asociaciones de caza, lo que ha provocado un desacople importante entre la evolución demográfica de las poblaciones y su aprovechamiento cinegético.

Ante esta situación, las asociaciones afectadas recuerdan si los cotos de caza desaparecen «la responsabilidad de los daños producidos por las especies cinegéticas pasaría subsidiariamente a los Ayuntamientos y Juntas Administrativas», y si éstas renuncian a su titularidad, «a los propietarios de los terrenos de donde proceda el animal», tal y como dejó establecido la Audiencia Provincial de Álava en su sentencia 147/2008.

Debido precisamente a esa sentencia, se viene condenando a los acotados incluso por accidentes provocados por especies que no están en su plan de aprovechamiento cinegético. Desde ACCA aseguran que esta circunstancia fue aprovechada en su momento por la Institución Foral, «desatendiendo su responsabilidad en aquellos casos de siniestros con especies cinegéticas vedadas», situación que se ha mantenido desde entonces.

Todas estas circunstancias, aseguran la Asociación de Cotos de Caza de Álava (ACCA), la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA), la Asociación de Concejos (ACOA-AKE) y la Federación Territorial de Caza de Álava (FTCA), «nos han conducido a la situación actual y han extendido la repercusión de este problema que afecta a todo el mundo rural alavés». Las citadas asociaciones ven con profunda preocupación el futuro de un sector «esencial» para la dinamización y el desarrollo económico del medio rural.
 
Ante la falta de una postura clara del Departamento de Medio Ambiente y Urbanismo de la Diputación Foral de Álava, con quien los colectivos aludidos han mantenido una reunión conjunta en los días pasados, la cuenta atrás para la disolución de los cotos de caza se ha iniciado de forma inexorable, y cuyo desenlace se producirá el próximo día 12 de mayo, cuando venza la actual póliza de seguro suscrita por ACCA.

En este escaso margen de tiempo que queda el sector, «unido más que nunca frente a un problema común», seguirá buscando soluciones alternativas a la drástica desaparición del sistema actual de ordenación y gestión de los recursos cinegéticos de Álava, aunque reconocen que cada vez «resulta más inalcanzable» llegar a una solución satisfactoria al conflicto. Está prevista, además, que el día 2 de mayo estas asociaciones comparezcan en la Comisión de Agricultura de las Juntas Generales de Álava.

Deja un comentario