Periodipesca celebró su vigésima edición

Periodipesca

El pasado sábado día 28 de abril nos acercamos hasta al municipio lucense de Ferreira de Panton, donde se desarrollaba la XX edición de Periodipesca, Congreso de periodistas de Caza, Pesca, Turismo Rural y Aventura.

La jornada daba comienzo a las 17 horas con la pertinente inauguración, por parte de las autoridades allí presentes. Acto seguido se proyectó un documental que bajo el título Pantón: Singular y Sorprendente reflejaba en imágenes las excelencias de este rincón de Galicia, mostrando su gran variedad tanto en bellezas paisajistas como arquitectónicas.

A continuación se iniciaron las miniconferencias, pues en unos exiguos 10 minutos los conferenciantes deberían hacer una exposición lo más amplia posible de sus ponencias, algo a todas luces imposible. Contenidos tan diversos como la ley de caza, el turismo rural, la pesca o la caza ocuparon la primera parte de la jornada.

Durante sus exposiciones los conferenciantes hicieron gala de un perfecto dominio de la charla, con presentaciones muy explicativas y mostrando un importante volumen de documentación para ceñirse al título de la misma, aunque alguna vez título y contenido se parecían más bien poco.

Después de la merecida pausa para recuperar fuerzas mientras se degustaba el café, aprovechamos para saludar a “viejos conocidos” como Miguel A. Romero, Israel Hernández, o el homenajeado de esta edición, José Ignacio Ñudi.

Comenzaba la segunda parte de la jornada con la mesa redonda sobre pesca continental y un más que interesante debate, Pesca sin muerte, SI o No, en la que quedó de manifiesto, a pesar de que alguno no quería reconocerlo, que actualmente los ríos sufren otras muchas agresiones que para nada benefician la proliferación de las tan deseadas truchas.

Cerraba la Jornada una mesa redonda que bajo el título La caza: Problemas de un deporte ancestral y rural, pretendía analizar las dificultades actuales que influyen en el desarrollo de esta actividad. Pronto el guión derivó en otro debate totalmente distinto del planteado inicialmente. En esta nueva situación, se desarrolló una mesa redonda donde los ponentes demostraron un amplio conocimiento del nuevo tema abordado, realizando un gran trabajo en la exposición  de sus argumentos, incluso aportando documentación “inédita” para corroborar sus afirmaciones y haciendo gala de un gran poder de convicción.

La sofisticación, la base científica de alguna de las intervenciones, así como el altísimo nivel de conocimientos y formación demostrado por  los ponentes, unido a un lenguaje muy técnico, provocó que algunos de los asistentes, no alcanzasen a comprender el mensaje que se quería trasladar. Sí quedo meridianamente claro es que, como inicialmente indicaba el título de la mesa redonda, La caza sí tiene problemas.

En dos palabras una tarde im-presionante, que permanecerá en nuestras retinas, recordándola cada día, mientras impacientes, esperamos la próxima edición.

Deja un comentario