Humillante derrota de los cotos de caza de Álava

Enrique Mellado, ya ex presidente de la Federación Alavesa de Caza, se ha mostrado muy crítico con lo que a su juicio es una «humillante derrota» de los cotos de caza de Álava, que han pasado, asegura, de «una posición de firmeza planteada para defender un situación más justa para los cazadores, a una claudicación vergonzosa».

El ex responsable federativo asegura que a esa situación se ha llegado por la intervención de la Diputada de Medio Ambiente Marta Ruiz Cerrillo (PP) «con la ayuda de adictos a su afinidad, conveniencia o complicidad política, léase Estefanía Beltrán de Heredia (PNV) en los cotos de Aiala».


Diputación y aseguradora, los ganadores

A juicio de Mellado, el resultado es un «jugada con notable éxito para la Diputación y la Compañía Aseguradora». El expresidentes asegura que la Diputación se ahorra el 60 % del costo de la póliza que hasta este año venía abonando, y además no cumple tampoco con la deuda de 50.000 € que le debe a la Asociación de Cotos de Caza de Alava.

Asimismo, incide en que, además de contrarar los planes cinegéticos con una empresa fuera de Álava, la Diputación «ha provocado la desunión de los cotos entre sí y con su organización. De inmediato ha obtenido la dimisión de su presidente -Teófilo Ruiz de Viñaspre-, y a corto plazo dejará en la calle a una docena de trabajadores y sus familias», además de eliminar a una organización de cazadores con más de dos décadas de experiencia 
«de la misma forma que se cargaron la Federación Alavesa de Pesca», recuerda Mellado.


Por otra parte, Mellado explica que la aseguradora es otra de las beneficiadas con la situación, ya que «como consecuencia del aumento de  los siniestros, pasa de una oferta a ACCA en primera instancia de 650.000 euros a una definitiva 550.000 euros, ofreciendo a la Diputación la misma póliza por 350.000€, que es rechazada por la Institución Foral, pero haciendo que los cotos contraten pólizas individuales que superarán con la suma de todos la última oferta, lo que aumentará su margen de beneficio».


Por todo ello, el ex presidente de la Federación Alavesa de Caza concluye que los grandes perjudicados serán los cotos de caza, que pagarán un seguro individual de responsabilidad civil, «sin la subvención del 60 %», además se verán en la obligación de contratar su propia guardería, contar con los servicios de empresas especializadas para la elaboración de los planes cinegéticos y con gestoras que asuman los trámites que conlleva los siniestros.

En consecuencia, «de ahora en adelante los socios de cada coto tendrán que pagar más, por que todo ello se verá encarecido», denuncia Mellado. «La realidad no tardaremos en conocerla, con el agravante de que será tarde para corregirla, hemos dejado pasar la mejor oportunidad de ejercer una digna defensa de la caza y de los que la disfrutamos», sentencia el ex presidente federativo. «Es ridículo, vergonzante y bochornoso».

Deja un comentario