Canarias: los cazadores rechazan abatir vacas, cerdos, cabras y burros asilvestrados

Vacas, cerdos, cabras, camellos… Incluso caballos y burros asilvestrados podrán ser abatidos en Canarias conforme al proyecto de decreto con que la Viceconsejería de Medio Ambiente de Canarias pretende incluir los animales de producción que vivan en condiciones salvajes entre las piezas de caza mayor “para la conservación del ecosistema”.Un texto que está levantando ampollas entre los colectivos defensores de los animales y los cazadores, que han posicionado en contra de esta “barbarie” al considerar que esta iniciativa no tiene nada que ver con la actividad cinegética y choca con los objetivos de la legislación de caza en las Islas. Ambos colectivos coinciden en culpar a la administración autonómica de dejación de funciones en el control y supervisión de estas poblaciones, un problema que ha ido en aumento y que se produce en el territorio desde hace décadas.

El texto, que ha superado ya su fase de exposición pública, alude a los animales “mantenidos, cebados o criados para la producción de alimentos o productos de origen animal” que por cualquier circunstancia han sido abandonados o están perdidos y viven salvajes en el medio natural. El Ejecutivo alega la necesidad de adoptar “medidas drásticas” a fin de conservar el ecosistema.

 Para el presidente de la Sociedad de Cazadores de Gran Canaria-La Decana, Rodolfo Marrero, lo que pretende el Ejecutivo “es inviable” porque la Ley de Caza de Canarias, de junio de 1998, precisa que su objetivo fundamental es fomentar, proteger, conservar y aprovechar ordenadamente los recursos cinegéticos, “mientras que lo que persigue ahora el Gobierno es erradicar y eso está fuera de contexto respecto a la sostenibilidad que busca el cazador”.

Ve “una barbarie” la propuesta del Gobierno respecto a los animales de producción asilvestrados. “Ha habido un abandono por parte del Ejecutivo durante años y ahora se les ha presentado este problema, pero no lo vamos a solucionar los cazadores, porque bastantes problemas tenemos ya con la caza menor como para involucrarnos en algo que se sale de contexto respecto a la ley que tenemos actualmente”, adujo.

De igual modo, el presidente de la Asociación Canaria de Entidades de Caza, Juan Miguel Sánchez, defendió que la actividad cinegética no tiene nada que ver con lo que plantea el Gobierno y, de hecho, han presentado alegaciones al decreto. La organización, que abarca 1.600 socios y ocho asociaciones, no considera como piezas de caza mayor a los animales de producción asilvestrados y están en contra de que estos se declaren especie cinegética. “Este colectivo no quiere que su actividad se vea involucrada en el control de estos animales mediante la caza”, incidió.

Fuente: laopinion.es

Deja un comentario