Medio Ambiente aclara que la caza en parques nacionales no estará permitida en el futuro

Fuentes procedentes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han aclarado a la agencia Efe que la caza en los parques nacionales «está prohibida hoy y seguirá vetada en el futuro».

Según estas mismas fuentes citadas por la agencia, «otra cosa distinta es que se permita en fincas propiedad del Organismo Autónomo de Parques Nacionales». De esta manera el Ministerio habría querido salir al paso de los rumores que apuntaban a esta posibilidad, después de que este ministerio haya autorizado dos concursos públicos para la realización de monterías y recechos en tres fincas gestionadas por el Organismo autónomo, Quintos de Mora (Toledo),  Lugar Nuevo y Selladores-Contadero (ambas en Jaén).

Según esas mismas fuentes ministeriales, el hecho de optar ahora por las licitaciones públicas se debe a la necesidad de tener una vía de financiación adicional para el Organismo Autónomo de Parques Nacionales. El presupuesto para este año se ha visto reducido en un 29,1%, alcanzando los 66,9 millones de euros.

La diferencia, explican desde el Ministerio de Medio Ambiente, es que ahora en lugar de encargar los guardas de dichas fincas el control de las poblaciones de especies cinegéticas como hasta ahora, dicha tarea se derivará hacia cazadores particulares que, además, pagarán por ello. Eso sí, desde Medio Ambiente recuerdan que las especies de flora y fauna de especial protección siempre estarán «salvaguardados», y reiteran que en ningún caso se permite la caza en los parques nacionales, en donde también «estará prohibido en el futuro».

Asimismo, reiteran que Quintos de Mora, Lugar Nuevo y Selladores-Contadero no forman parte de las red de parques nacionales, a pesar de pertenecer al mismo Organismo Autónomo que aquéllos.

Rechazo ecologista
Por otro lado, Ecologistas en Acción ha opinado hoy que permitir la caza en fincas públicas gestionadas por el Organismo Autónomo es «un grave paso atrás que causará serios impactos ambientales», y pide anular las subastas, cuyas condiciones ya han sido publicadas en el BOE.

Permitir la caza en terrenos «en los que desde hace más de 10 años se está invirtiendo mucho en una gestión enfocada a la recuperación ambiental y a la protección de algunas de las especies de fauna silvestre más amenazadas, como el lince ibérico y el águila imperial (…) es un lamentable error que además no se justifica por el control de las poblaciones de cérvidos», y añaden que las poblaciones cinegéticas «no se controlan adecuadamente mediante monterías o ganchos, en las que se cazan sobre todo machos para trofeo», sino con la caza selectiva y el trampeo en vivo.

Ecologistas en Acción asegura que el dinero a recaudar es «muy escaso frente al enorme beneficio ambiental que representa disponer de grandes fincas públicas gestionadas con criterios de conservación» y, además, «no está garantizado que el dinero» revierta al organismo autónomo.

Deja un comentario