Fedexcaza traslada las quejas de las sociedades de cazadores a la Dirección General de Medio Ambiente

 conejo

La Federación Extremeña de Caza transmitió recientemente a la Dirección General de Medio Ambiente las quejas que las sociedades federadas le habían hecho llegar en relación a las desorbitadas tasas impuestas por el Gobierno de Extremadura y el retraso en las autorizaciones de captura de vacunación y suelta de conejos y capturas de liebres, y por la excesiva demora en el abono de las subvenciones.
De esta forma, Fedexcaza continúa con su labor de intermediación, haciéndose eco de los principales problemas y preocupaciones de las sociedades locales federadas, trasmitiéndoselas al máximo órgano en la materia en la comunidad, con el propósito de solucionar dichas dificultades lo antes posible.

A la reunión mantenida entre ambos organismos, que se celebró a principios del mes de abril, acudieron, por parte de Fedexcaza, su presidente Rafael Domínguez; el secretario general, José María Gallardo; y el técnico de la Federación, Sebastián Redero; mientras que por parte de la Dirección General de Medio Ambiente asistieron Antonio García Lucas, jefe de servicio; y Manuel Sequeda, director del Programa de Recursos Cinegéticos.

En el encuentro, los representantes federativos plantearon su preocupación por el abusivo y desproporcionado pago por vacunar conejos y capturar liebres que recoge la nueva Ley de Caza de Extremadura.

Asimismo, desde Fedexcaza se hizo llegar el malestar suscitado por el retraso en las autorizaciones de captura de vacunación y suelta de conejos y capturas de liebres, fundamentalmente por los daños que éstos están ocasionando este año, más que nunca, en la agricultura. A juicio de la Federación «es vergonzoso que muchas de ellas hayan tardado más de dos meses en autorizarse y encima pagando tasas».

«La captura en vivo es acción cinegética»
Como respuesta, la Dirección General de Medio Ambiente envió una carta en la que se expone que «la Ley 14/2010 de Caza de Extremadura, en su disposición final segunda, establece que la tasa por autorización o aprobación de la captura en vivo y acciones de caza mayor o menor pasa a denominarse “tasa por la autorización de acciones cinegéticas sometidas a régimen de autorización administrativa”. En esta misma se establece que los sujetos pasivos serán los titulares de cotos que soliciten la celebración de estas acciones siempre que no se encuentren en su plan técnico. Se corresponde esta tasa principalmente con aquellas autorizaciones que tienen como objetivo principal paliar los daños a la agricultura, ganadería, etc.».

Asimismo, el escrito también recoge que «en el artículo 2 de la Ley de Caza se establece lo que se define como acción de cazar: Se considera acción de cazar la ejercida mediante el uso de armas, animales, artes y otros medios para buscar, atraer, perseguir, capturar o acosar a los animales definidos por esta ley como piezas de caza, con el fin de darles muerte, atraparlos, apropiarse de ellos o de facilitar su captura por un tercero, así como la ejecución de los actos preparatorios que resulten necesarios a tal fin. De esta definición se extrae que la captura es acción de cazar, y por consiguiente acción cinegética».

Finalmente, dicho escrito añade que «a través del anexo IV de la vigente orden general de vedas, se solicitan cómo acciones cinegéticas la caza de conejo en verano, captura en vivo, así como la captura, vacunación y suelta en el mismo coto» y sentencia que «en el futuro reglamento por el que se regula el ejercicio de la caza en Extremadura, y que en breve se espera entre en vigor, se establece también la captura y suelta en el mismo coto de especies de caza menor, así como todas aquellas que pretendan el control de daños, como acciones cinegéticas sujetas al régimen de autorización administrativa».

Atraso en el pago de subvenciones
Por otro lado, en cuanto a otra de la cuestiones planteadas por la Federación Extremeña de Caza, en este caso en torno al retraso en el pago de las subvenciones finalizadas hace más de seis meses y correctamente justificadas, la Dirección General se excusó afirmando que había surgido un problema interno en las fiscalización del ejercicio anterior, ya solucionado, por lo que sus miembros aseguraron que en breve procederían a realizar los pagos. Pese a ello, Fedexcaza no confía en que el abono de las cantidades adeudadas se realice de forma inminente.

Deja un comentario