Un águila real es tiroteada en Murcia: la RFEC condena lo ocurrido

La Real Federación Española de Caza (RFEC) desea dejar constancia de su más enérgica condena a los hechos acaecidos en un coto de Sierra Espuña (Murcia). Dentro del mencionado acotado, agentes medioambientales encontraron una hembra de águila real malherida y la trasladaron a un centro de recuperación de fauna, donde le encontraron hasta nueve perdigones en su ala izquierda.La Federación quiere dejar claro que aquellos que disparan “contra especies amenazadas no son cazadores, no merecen dicho nombre, pues no respetan las más elementales reglas de la actividad cinegética, ni van en consonancia con la razón de ser de la misma”. Desde la entidad federativa desean un pronto esclarecimiento de lo ocurrido y que sin mucha tardanza se encuentre a la persona que realizó esta deleznable acción, “que nada tiene que ver con la caza”.
No se descarta, por parte de la RFEC, personarse en el caso a modo de acusación particular, pues no se va a permitir “que nadie ensucie el buen hacer general del colectivo de los cazadores”. La actividad cinegética “es herramienta fundamental para la gestión del medio ambiente, son miles las fincas de caza con ecosistemas perfectamente conservados, y muchísimos los acotados y cazadores que colaboran en programas de recuperación de fauna amenazada”. La Federación colabora además intensamente, “como no podía ser de otra manera”, con organizaciones tanto públicas como privadas, cuyo fin es la conservación de la naturaleza.
La institución nacional de los cazadores así mismo ha querido agradecer la “magnífica labor” desarrollada por la mayoría de los agentes medioambientales que trabajan en nuestro país, y se pone a disposición de las administraciones de la Región de Murcia para colaborar en todo aquello que sea necesario para evitar que hechos como el acaecido en este acotado vuelvan a suceder. “Caza, conservación y cuidado del medio ambiente, van e irán siempre de la mano”, la RFEC tiene muy claro este aspecto, y quiere trasmitirlo a toda la comunidad cinegética y a la sociedad en general.

Deja un comentario