Finca Mochares inauguró la temporada de caza menor 2012/2013

Finca Mochares inauguró hoy lunes 8 de octubre, la temporada 2012 con una Jornada de Caza en la que participaron periodistas de los principales medios especializados de todo el país. El acto fue convocado por el director –propietario de la finca, Juan José López del Cerro, quien reunió a los directores y periodistas de las más importantes revistas, periódicos, canales de televisión, programas de radio y webs dedicados al mundo de la caza. 

 

La jornada comenzó a las 8 de la mañana con un típico desayuno campero a base de migas manchegas y finalizó tras una comida de camaradería que es tradicional todos los años, desde que este coto privado de caza se abriera para grupos selectos. Al acto asistieron, además, representantes de empresas del sector. Tras un brindis por el éxito de la temporada, los asistentes se hicieron la habitual foto de familia con las piezas cobradas durante la mañana.

Finca Mochares, considerada como “una de las mejores fincas de caza menor de España” por la prensa especializada, es un exclusivo coto que se encuentra en Nambroca (Toledo), cerca de la Hípica de Toledo. Antigua finca agrícola y de ganado, fue un coto privado de caza hasta que se abrió al público en el 2010. Desde entonces, todos los años festeja la apertura de la temporada con una jornada y comida como la de hoy. En esta oportunidad el menú fue preparado por el director técnico de la finca, Francisco Reales Pacheco, que es además un eximio cocinero. Los dos platos fueron arroz con capón y muslos de corzo al vino blanco. 

 

Fauna abundante

López del Cerro señaló que en su finca este año habrá abundancia de especies, especialmente faisán, conejo y perdiz. “El faisán se ha criado muy bien, ha habido muchas polladas y estamos observando una abundancia de ejemplares superior a la de años anteriores”, comentó. 

En lo que respecta a la perdiz dijo que el panorama era similar y que en la finca había observado en todos los senderos y caminos, grupos de pollos sobrevolando las zonas de anidadas. Agregó que para el conejo, el verano extremadamente seco, había contribuído a que fuera muy sano para la especie.

En cuanto a la finca dijo que se había mejorado la red de fuentes para garantizar la abundancia de agua durante un estío que “pegó muy fuerte en Castilla La Mancha y especialmente en Toledo, donde estamos. Hemos limpiado la fuentes y hemos incorporado algunas para evitar que las especies se quedaran sin agua”. La finca cuenta con más de 50 km de tuberías subterráneas que llevan agua a unas 50 pequeñas fuentes donde beben los animales y especies de la finca.

 

Comida de camaradería

Como en años anteriores, Finca Mochares invitó a toda la prensa especializada a una jornada de caza este primer día de la temporada. “Queremos mantener esta tradición que hemos establecido –dijo López del Cerro- desde que empezamos a explotar la finca. Pienso que es un buen momento para reunir a todos los periodistas que además son cazadores y amigos, para brindar todos juntos por una buena temporada”.

López del Cerro destacó la importancia de la caza para la región y confió en atraer gran parte de los cazadores que a partir de hoy, saldrán al campo con sus escopetas. El propietario de Finca Mochares está vinculado al sector de la distribución de alimentación y la restauración e hizo su primera experiencia como empresario de caza a finales del 2010. Dijo que para este año su finca ya tiene algunas reservas y que confía que la calidad de la caza, la limpieza de la finca y el cuidado de los servicios que se prestan, atraigan a un importante número de cazadores. 

 

Paraíso de la caza menor

En sus 800 hectáreas, Finca Mochares ofrece las mejores condiciones para los cazadores que quieran practicar la caza menor y la caza en mano, en contacto con la naturaleza. La finca se extiende en el municipio de Nambroca, al lado de la ciudad de Toledo, a un paso de la Hípica de Toledo, en el kilómetro 8,500 de la carretera N-400.

En ella el cazador encuentra el mejor ambiente campestre, en medio de la inmensidad del campo, con piezas abundantes, en un hábitat natural y casi virgen, junto a unos servicios de primera calidad, creando todo ello, el marco ideal para una jornada cinegética. Las especies que abundan son perdiz, liebre, conejo y faisán. El coto es uno de los pocos donde todavía puede encontrarse el faisán salvaje. 

Especialmente atractiva es la suelta de faisanes, en el Monte de los Faisanes, un pequeño cerro que permite organizar a los tiradores en su base, rodeando la elevación. Una experiencia única y exclusiva.

 

Naturaleza al natural

Finca Mochares permite al cazador encontrarse con la naturaleza casi virgen. Sus propietarios han conservado las mejores condiciones para el desarrollo de las especies y la caza. Antigua finca de ganado y caza, actualmente atrae a los cazadores por la inmensidad del campo y la abundante caza.

La orografía presenta badenes y desniveles que hacen las delicias de los cazadores. Montecillos, esparteras, tomillares, olivares y retamares; arroyos, manantiales y fuentes naturales; formaciones pedregosas que obligan a zigzaguear para seguir la senda, conforman un paisaje ideal para el cazador que quiere sentir el sabor de la aventura. 

El Cerro de los Faisanes, el Cerro de los Almendros, la Fuente de los Cangrejos, el Río Argodó, son algunos de los atractivos que ofrece esta finca única. En Finca Mochares puede afirmarse que el cazador podrá encontrarse sólo frente a la Naturaleza y la caza.

 

Gastronomía con sabor a caza

Los propietarios de Finca Mochares cuidan los aspectos gastronómicos de este coto reservado para grupos selectos. Al amanecer los cazadores no bien lleguen a la finca podrán disfrutar de un abundante desayuno, apropiado para una jornada intensa y excitante. Café, leche, tostadas, repostería toledana, o migas extremeñas con huevos de campo, son el preámbulo gastronómico de un gran día.

La mañana se dedica a cazar con un paréntesis al mediodía para servir un atractivo “taco” de embutidos, pan, queso y otras delicias. Después de la cacería, la comida. Los aperitivos ibéricos dan paso a los mejores platos tradicionales: cocido, judías con manitas, orejas y costillas de cerdo ibérico; chuletas de lechal; pisto manchego; arroz con liebre; arroz con capón; pollo de campo con arroz o el delicioso tostón o cabrito, asado al horno con leña de encina, son algunos de los exquisitos platos que conforman la carta. Todo ello, acompañado de buenos vinos.

Después de la comida los cazadores pueden disfrutar de una larga sobremesa junto a la chimenea o en la galería exterior (preparada especialmente para los días estivales), disfrutando de postres caseros, acompañados por whiskies, brandis y licores de una selecta bodega. 

 

Cómo llegar

Finca Mochares se encuentra en el kilómetro 8,500 de la carretera N-400, en el municipio de Nambroca, al lado de la ciudad de Toledo y a 500 metros de la Hípica de Toledo. Se accede a la gran puerta de entrada después de recorrer 3,5 kilómetros de un camino de tierra que se encuentra señalizado a la derecha de la carretera en dirección a Ocaña. El sendero también está señalizado y no tiene pérdida: sólo conduce a la entrada de la finca.

Se recomienda a los cazadores acudir con vehículos 4×4, aunque la finca dispone de vehículos especiales para trasladar a los cazadores que no los lleven. Para información y reservas, los interesados pueden llamar al 689 851 073, visitar la web: www.fincamochares.es o pedir información a informacion@fincamochares.es 

3 Comentarios

  1. cuanto cuesta caza un dia

  2. Buenos días José Luis y gracias por su consulta. No podemos informarle de los precios de Finca Mochares porque no los conocemos, pero en el artículo tiene usted un correo electrónico al que se puede dirigir solicitando información (informacion@fincamochares.es) o bien en su página web (www.fincamochares.es). Gracias otra vez y un cordial saludo.

  3. Sería una buena idea, que hicierais una comparativa entre Fincas.
    Así tendríamos una perspectiva de Calidad/Precio, Un saludo

Deja un comentario