Caza y aventura. Los íbex de Asia.

353 - Caza y aventura (1)

El íbex es una cabra de trofeo majestuoso con poblaciones muy sanas en casi todas las cordilleras del hemisferio norte. Habita en Europa, Asia y norte de África, y su caza para el cazador deportivo es siempre a rececho.

Vive en terrenos abruptos de paredes rocosas y su caza resulta siempre espectacular por los parajes en los que se desarrolla y por la inteligencia del animal. Debido al aislamiento que existe entre las diferentes poblaciones, presentan importantes diferencias morfológicas, por lo que existen varias subespecies.

Los precios de los íbices son asequibles, sobre todo si los comparamos con los carneros y, además, su rececho es muy deportivo. Estas dos razones son las que explican el porqué la demanda de esta caza es alta y con tendencia a incrementarse en el futuro. Si, además, viajamos a Asia a por ellos, añadiremos un alto componente de aventura a la expedición, que hará que nunca la olvidemos.En este artículo queremos centrarnos sólo en las subespecies de Asia, por lo que no entraremos a analizar las posibilidades que existen fuera de este continente, ni aquellas subespecies de cupos minoritarios.

353 - Caza y aventura (2)
Un bezoar de careo hacia su encame.

Hay cazadores que se sienten satisfechos con cazar uno cualquiera de ellos. Otros van bastante más lejos y acaban haciendo todas las subespecies. Es una especie de Gran Slam anónimo, de segundo nivel, pero los cazadores que lo hacen merecen todo el respeto del mundo. En general, son economías medianas que practican esta caza con gran esfuerzo para su satisfacción íntima y no para salir en los medios ni que les den premios. A los que componemos el equipo de cazadores de deOnissafaris, es una caza que nos apasiona, por lo que hemos recorrido todos los rincones del mundo donde se pueda practicar legalmente la caza de este animal.

En este artículo haremos un repaso a las diferentes subespecies y dónde y cómo se pueden cazar.

Consideraciones generales

Son cabras en toda regla y, como tales, viven en paredes de roca. La altura de los lugares donde los encontraremos puede variar mucho, desde el nivel del mar a los 4.500 metros, pero siempre estarán en zonas rocosas y empinadas donde se defienden de sus enemigos: los lobos y los cazadores locales.

353 - Caza y aventura (3)
Un grupo de machos en un marco realmente de difícil acceso, las nieves de Tayikistan.

Se adaptan a todo tipo de climatología y biotipo, viviendo desde sitios realmente fríos o húmedos a zonas desérticas de altas temperaturas y sin agua.

Con su alimentación ocurre lo mismo, como buena cabra que es se adaptan a lo que les da el terreno. Siempre me ha sorprendido que un animal que puede llegar a vivir en zonas muy altas en las que no hay hierba ni arbustos, tan sólo líquenes, pueda desarrollar un gran cuerpo con una cuerna masiva de hasta 160 cm.

 

Central asian ibex

El mejor representante de su especie. Vive en las cordilleras de Pamir y Thien San, aparte de varios sistemas montañosos inferiores. Es el de mayor cuerna, con trofeos que pueden llegar a los 160 cm y medrones muy marcados. El color de su piel es uniforme en todo el cuerpo con tonos marrón oscuro. Se puede cazar sin problemas en Kirguizia, Kazakstán y Tayikistán, pero hay diferencias importantes entre estos países.

Kirguizia: se puede cazar muy barato, pero sin seguridad de cobrar un animal digno. No hay zonas bien vigiladas por los representantes del Gobierno y los locales los abaten sin descanso para comérselos.

Tayikistán:  mejoran las expectativas, el precio es algo más caro, pero las zonas están menos castigadas por los cazadores locales y la seguridad de traernos un trofeo digno es bastante más alta.

Kazakstán: encontramos claramente otra situación, ya que tienen reservas y parques nacionales, bien guardadas y gestionadas, por lo que la caza es segura al cien por cien si nuestras facultades físicas están a la altura.

353 - Caza y aventura (5)
Trofeos abatidos en Kazakhstan.

Hay varios cazaderos clásicos, pero el más habitual es Altín Emel, un parque nacional de 550.000 hectáreas, a tan sólo tres horas de coche de Almaty. Está divido en cuatro cuarteles y el número de permisos anuales es del orden de veinte, una cantidad muy pequeña para la superficie del parque. Se caza con los guardas responsables de la zona, bajo el control de los ingenieros, y la posibilidad de abatir el deseado íbex es absoluta, con un promedio de longitud cuerna mínima entre 115 y 120 cm. El precio de cazar un íbex en este parque es de 4.900 euros, incluyendo este precio cinco días de caza y un trofeo sin limitación de tamaño.

Si queremos intentar abatir un gran íbex, sobre los 150 centímetro, ya hay que ir a otros parques, siendo los mejores Sairam Ugamsky o Dzungarian Alatau. En éstos, los trofeos se pagan por centímetro y eso es porque los hay muy grandes. El precio sube, pero puede compensar abatir un espectacular animal de 150 centímetro por unos 7.800 euros.

Otro de los atractivos de cazar en estos parques es que se puede cazar legalmente un segundo íbex, por un precio de 2.200 euros, y que en las zonas bajas hay corzos siberianos, por lo que podemos emplear los días que nos queden para intentar un segundo trofeo, bien sea íbex o corzo siberiano. Además, siempre existe la posibilidad real de tirar un lobo en cualquiera de los desplazamientos que hagamos dentro de los parques, porque en estas zonas es donde tienen la mayor densidad de lobos de Asia por la casi nula presión humana.

 

Íbex del Altay

Muy similar al Central asian, pero de tamaño y trofeo menor. Como su nombre indica, vive en la Cordillera del Altay, en Mongolia y en Rusia.

353 - Caza y aventura (4)
José Ramón Soriano con un buen trofeo de íbex del Altay.

Su caza se realiza con la ayuda de caballos para acceder a los puntos altos desde donde se observa para localizarlos y luego se planifica la entrada. En condiciones normales es una cacería de cinco días con seguridad muy alta en el resultado.

El precio de esta cacería ronda los 5.000 dólares, pero el desplazamiento es largo porque, después de viajar a Ulan Bator, hay que coger vuelos internos que, además, no son diarios. En las zonas donde habita sólo hay lobos, por lo que si se quiere combinar con otros trofeos en la misma cacería hay que hacer largos desplazamientos.

 

Íbex del Gobi 

Vive en el gran desierto del Gobi en Mongolia y es algo menor que el del Altay debido al biotipo donde habita, que es más pobre y con menos comida.

Su caza suele comenzar desplazándose con el coche hasta puntos elevados y desde allí se otea hasta localizarlos. Es un terreno más suave que la cordillera del Altay, de ahí la posibilidad de utilizar coche en vez de caballos.

La densidad no es muy alta por la presión cinegética de los locales, pero con un buen outfitter local es una caza bastante segura. Su precio es similar al del Altay y se puede combinar con gacelas sin largos desplazamientos.

 

Íbex bezoar 

353 - Caza y aventura (6)
El autor con un íbex bezoar abatido en Irán.

Este íbex presenta diferencias importantes con el Central asian ibex. La piel de los viejos machos presenta zonas muy oscuras, casi negras, por el pecho y cuello, mientras el resto de cuerpo clarea mucho con tonos grises.

La cuerna también presenta diferencias, con menos sección y de color más oscuro, en algunas ocasiones casi negro. Se puede cazar en Turquía, Irán y Armenia.

 

 

Turquía: ocupa varios sistemas montañosos de este país, viviendo desde montañas muy altas hasta paredes al nivel del mar Mediterráneo. En la contratación de su caza nos ofrecerán dos posibilidades: las standard areas, en las que la probabilidad de su caza será del 70% y con medidas en torno a los 90 centímetros, y las prime areas en las que lo cazaremos con seguridad y con medidas en torno a los 130 centímetros. Estas diferencias, evidentemente, se reflejan en el precio, ya que en las primeras el bezoar nos costará del orden de 9.000 euros, mientras que en las prime areas subirá a 15.000 euros. El elegir una u otra dependerá, únicamente, de lo que estemos dispuestos a gastarnos.

Irán: el bezoar está presente en casi todos los sistemas montañosos del país. Hay varias reservas de caza donde normalmente convive con algunas de las ocho especies de carneros que tiene Irán. Son reservas muy bien gestionadas y vigiladas, con cupos de caza muy reducidos, por lo que la posibilidad de cobrar un trofeo del entorno de 120 cm es muy alta. En las zonas desérticas del sur del país tenemos la posibilidad de cazar una subespecie del bezoar, el Persian desert ibex. Simplemente son poblaciones de bezoar que viven en los desiertos del sur, un biotipo muy seco y con poca comida. Este biotipo diferente ha generado una subespecie, exclusiva de Irán, que es más pequeña de tamaño y con un color más rubio. Se repite en este país el mismo fenómeno  que en Mongolia con los íbices de Altay y Gobi.

Armenia: como última opción asiática tenemos el íbex de Armenia, que es una subespecie del bezoar, pero más bien por el país donde habita que por diferencias morfológicas. Todos estos íbices son trofeos que cualquier cazador amante de los recechos de montaña puede acometer con facilidad y sin problemas.

 

Conclusiones

La caza del íbex en Asia es una opción muy interesante para los amantes de la caza auténtica. Una última consideración es que hay que tener claro que los países donde la practicaremos son muy diferentes a los nuestros y cualquier engaño no tiene solución, pudiendo llegar a encontrarnos en situaciones muy comprometidas.

353 - Caza y aventura (8)
Alfonso Ginés con un gran trofeo de kirguizi abatido en un paraje tan maravilloso como inaccesible.

Hay muchos orgánicos locales, auténticos golfos, que nos llevarán a cazarlos sin permiso, de furtivos, los trofeos no nos llegarán nunca y estaremos expuestos a tener un serio disgusto en un país complicado.

Esta caza sólo se puede contratar con orgánicas locales muy serias y de las que tengamos las mejores referencias. Si elegimos bien, podemos tener la certeza de que será una gran cacería que nunca olvidaremos y que colgaremos en nuestra casa un trofeo espectacular.

 

Por Arturo de Onís.

Deja un comentario