Los safaris de elefantes son necesarios en el sur de África

 

El CIC (Consejo Internacional de la Caza y la Conservación de la Naturaleza) muestra su preocupación por las «informaciones erróneas» relacionadas con la sostenibilidad de la caza del elefante en el sur de África.

Su caza es legal en el sur del continente y está regulada por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. El CIC explica que la población de elefantes en Botsuana ha crecido hasta multiplicarse por cuatro en 25 años (El censo actual la cifra alrededor de los 160.000 animales) hasta el punto que, en algunas zonas del norte del país, la densidad es muy alta y daña de forma importante la vegetación. Muchos científicos aconsejan una reducción de la población que evite el daño a la flora y que prevenga enfermedades.

Indica que el turismo cinegético genera recursos importantes que revierten en mejoras en las zonas rurales, colaborando en su desarrollo. En este sentido señala que la presencia de estos animales pasa a ser percibida por las poblaciones de estos territorios como un bien, lo que hace que los respete a pesar de los daños que puedan causar en la agricultura.

Tambien incide en que la caza comercial sobre el marfil, que es ilegal, ha hecho mucho daño a la especie, pero que la caza deportiva jamas ha sido un riesgo, estando plenamente regulada tanto a nivel nacional como internacional, garantizando la correcta gestión del territorio.

Deja un comentario