John Kerry llama en el Senado de EEUU a «actuar ya» contra el furtivismo de elefantes

Los tristes datos de elefantes muertos a causa de furtivos en distintos países de África y el lucrativo comercio de marfil así obtenido en el mercado asiático fue objeto ayer de una sesión del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, gracias a la iniciativa del presidente del comité, el demócrata John Kerry.

El otrora candidato a la presidencia de los Estados Unidos quiso llamar la atención a los senadores presentes en la Cámara sobre el furtivismo que sufren cada año los elefantes en África, un asunto «con implicaciones globales» a la seguridad y que representa «uno de los más trágicos y vergonzosos asaltos a nuestra herencia compartida», dijo Kerry.

El senador demócrata dijo sentirse «impactado y apenado» por las últimas noticias de muertes masivas de paquidermos en Camerún y Kenia, pero también de rinocerontes en Sudáfrica y otros lugares del continente africano, para a continuación acusar directamente a la demanda de marfil y de cuerno de rinoceronte por parte del mercado asiático –y especialmente de China- como el generador de un «negocio delictivo multimillonario que ha sido calificado por la Oficina de Naciones Unidas para el combate contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico como una forma de delincuencia trasnacional organizada».

Kerry explicó que existen bandas criminales organizadas, con ramificaciones en China, a los que no les importa aniquilar «manadas enteras y matando a cualquiera que se interponga en su camino». Estas bandas, según el senador, operan con total impunidad, armados con rifles militares y traspasando sin ningún problema fronteras entre países, «causando estragos entre los pueblos y sus habitantes».

China, el principal culpable
El presidente del Comité acusó directamente a la demanda de marfil y cuernos de rinoceronte del incremento exponencial del furtivismo sobre las dos especies, siendo Asia el destino prioritario de estos productos. Y aunque Kerry reconoció que «el gobierno chino y otros han hecho decomisos importantes», añadió que «claramente se necesita hacer más para eliminar el mercado ilegal».

Como quedó de manifiesto en un reciente reportaje de la BBC británica, existen tiendas en múltiples ciudades de China que venden libre e impunemente marfil obtenido ilegalmente, a pesar de existir una normativa por la que únicamente puede ponerse a la venta marfil cuyo etiquetado certifique el origen totalmente legal del material.

Kerry señaló la necesidad de explorar vías para reforzar la colaboración entre Estados Unidos y los servicios de seguridad de los distintos países «para ayudarlos a mejorar sus capacidades para proteger sus comunidades, sus fronteras y salvaguardar sus recursos naturales». «Si no actuamos ahora, después puede ser demasiado tarde», recalcó el político demócrata.

Marfil para financiar la guerra
Por su parte, el senador Chris Coons advirtió en la sesión de los efectos nocivos secundarios del comercio de marfil. «Se está financiando el terrorismo, la guerrilla y el crimen organizado», declaró Coons a la agencia France Presse. «Hay que agregar el tráfico de marfil ilegal a la lucha contra la falsificación, el narcotráfico y el terrorismo».

En la sesión del Comité presidido por Kerry también se encontraba presente el fundador de la organización Save the Elephants, Iain Douglas-Hamilton, que ha estudiado los elefantes en África desde la década de 1960.

Douglas-Hamilton advirtió que ésta es una «crisis aguda» que está pasando desapercibida para el resto del mundo, y destacó que China se ha convertido «el motor principal del comercio ilegal de marfil», citando informes de Kenia en los que se constata que el 90% del marfil confiscado en los aeropuertos del país está vinculado a los chinos.

El estudioso de los elefantes señaló que muchos ciudadanos chinos están primera vez «viviendo en África, haciéndose con el marfil y enviándolo vía marítima», siendo por tanto partícipes del negocio.

Deja un comentario