La Asociación de Cazadores La Perdiz recupera su coto de caza

ElComercio.es- Ruth Arias, Llanera, 01/04/2012

La asociación de cazadores se felicita por el final de un largo proceso judicial contra Cinegética y Gestión que ha durado tres años

Aunque llevan cazando en su coto de siempre (el 115 de Llanera) desde el pasado mes de septiembre, no ha sido hasta esta semana cuando han tenido la absoluta seguridad de que podrían seguir haciéndolo en los próximos seis años. La Sociedad de Cazadores La Perdiz sale como ganadora de un contencioso que la enfrentó al Club Deportivo Cinegética y Gestión, surgido de una escisión de la asociación, por la adjudicación del coto regional.
El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha declarado la inadmisión del recurso de casación interpuesto por Cinegética y Gestión y declara firme la sentencia del pasado mes de febrero que otorgaba el derecho de aprovechamiento cinegético del coto a La Perdiz, que recupera definitivamente su lugar tradicional de caza después de haberse visto privada de él durante algo más de tres años. «La Perdiz seguirá volando», se congratulaba ayer su presidente, Manuel Suárez, muy satisfecho con la resolución.
El Principado había adjudicado el coto a Cinegética y Gestión en diciembre de 2008, pero La Perdiz recurrió esa decisión administrativa denunciando irregularidades en el listado de asociados, ya que se apreciaban en él menores de edad, personas fallecidas y nombres duplicados. El juez falló a favor de La Perdiz, que pudo volver a cazar en el coto el pasado otoño y ahora, con la desestimación del recurso, aquella sentencia ya es firme. «Ha sido una dura lucha jurídica de casi tres años», asegura el abogado de La Perdiz, Gerardo de la Iglesia. Ahora, recuperado el coto, solo queda la devolución del aval bancario de 40.000 euros.
No obstante, De la Iglesia advierte de que este no es el final, sino que ahora se pretende reclamar una indemnización por daños y perjuicios. «Pediremos responsabilidad patrimonial a la administración pública», anuncia, «que se nos indemnice por los gastos que no teníamos el deber jurídico de soportar». No se trata solo de facturas en abogados y procuradores, sino que también se pretende reclamar una cantidad por daños de tipo moral, ya que «todo esto ha ocasionado mucho sufrimiento a los miembros de La Perdiz, y especialmente a su presidente». También por las pérdidas de los tres años en los que han estado privados del derecho a cazar. Esa reclamación se hará en las próximas semanas. De momento, para la asociación cinegética es tiempo de celebrar el triunfo en los tribunales y disfrutar de un coto que ya es, definitivamente, suyo hasta el fin de la adjudicación, algo que está previsto para el año 2018.

Deja un comentario