La caza mueve alrededor de 177 millones de euros al año en la Comunidad

Fuente: El Periódico de Aquí – 12/04/2012

El director general de Medio Natural Alfredo González presidió, en la mañana de ayer, la primera Junta Consultiva de la Reserva Valenciana de Muela de Cortes, en la que estuvieron presentes los alcaldes de los siete municipios que componen la única Reserva de Caza cuyo ámbito está íntegramente en la Comunidad Valenciana.

Durante la reunión, González destacó la importancia de la caza como motor para el desarrollo rural de la Comunidad Valenciana y anunció que “durante la pasada temporada se ha obtenido un beneficio, gracias a la actividad cinegética, superior a los 90.000 euros que se han repartido entre los siete municipios que conforman esta Reserva”.
“Una inversión -dijo González- que servirá para mejorar el hábitat de estos municipios forestales, que deben entender que formar parte de un territorio de estas características es un aliciente para sus términos municipales”.
Según las encuestas realizadas por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, “el 100% de los cazadores que se acercan a la Reserva almuerzan o comen en los restaurantes de algunos de los municipios incluidos en ella, y un alto porcentaje pernoctan, también, en ellos”, explicó González.
Por ello, la Reserva de Caza “supone una importante fuente de ingresos, de manera indirecta, para los municipios de Cofrentes, Cortes de Pallás, Bicorp, Millares, Jalance, Jarafuel y Teresa de Cofrentes”, incidió el consejero, quien resaltó que la Reserva “proporciona empleo directo y estable a 12 personas de estas localidades”.

450.000 euros anuales de inversión
Por otro lado, el director general del Medio Natural aseguró que “la Generalitat invierte más de 450.000 euros anuales en esta Reserva, tanto para personal como para el mantenimiento de la misma”.
Dicha inversión está destinada a gestionar el territorio compatibilizando la propia actividad cinegética con la forestal, la conservación de los hábitats, así como el mantenimiento y mejora de la biodiversidad y la puesta en valor del territorio impulsando el turismo de los municipios que la componen.
La Reserva Valenciana de Caza de Muela de Cortes está formada por más de 36.000 hectáreas en las que se puede practicar la caza mayor de cabra montés, muflón, ciervo, gamo y jabalí, así como la caza menor como conejo, perdiz, liebre, tordos o palomas, entre otras.

Una actividad que mueve 177 millones al año
Por último, el director general recordó que “el sector cinegético mueve alrededor de 177 millones de euros al año en la Comunidad Valenciana, según las estimaciones realizadas por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente”.
De estos 177 millones de euros, 131,5 millones se invierten en poder ser cazador con licencias, seguros, armas, munición, vestimenta, o veterinarios entre otros, y algo más de 45,5 millones de euros es lo que paga o está dispuesto a pagar el cazador por cazar y obtener piezas de caza.
De estos 45.5 millones, alrededor de 16 millones de euros se invierte a favor de las poblaciones silvestres creando refugios para animales, proporcionando alimento y facilitando el acceso al agua a la fauna, o formando y manteniendo paisajes agroforestales en mosaico que fomentan la biodiversidad y disminuyen la propagación de los incendios forestales.
Estos más de 16 millones de euros contribuyen especialmente en las zonas rurales, donde se concentran la mayor superficie de terreno cinegético de la Comunidad.
“Además,- la actividad cinegética genera en nuestro territorio más de 1.000 puestos de trabajo. Según los estudios realizados, por cada 65 cazadores se crea un puesto de trabajo, y en la Comunidad existen más de 80.000 cazadores”, remarcó el responsable de Medio Ambiente.

Deja un comentario