El furtivo del Almanzora secaba las cabezas de ciervo para exhibirlas

Fuente: El Almería.es – M.J. Uroz, 19/04/2012

Un vecino de Macael, de 38 años e identificado con las iniciales J. E. P., ha sido imputado por la caza de especies cinegéticas protegidas como la cabra montés por parte del Seprona de la Guardia Civil.

Tal y como informó Diario de Almería el pasado miércoles, el infractor cazaba los animales y los descuartizaba para quedarse únicamente con los trofeos. Al parecer, curaba cada una de las piezas y las trataba con el objetivo de exhibirlas en su cortijo.

La actuación contra J.E.P., a quien se atribuye un presunto delito relativo a protección de la flora y la fauna, se inició a principios de abril después de que guardas forestales de la Delegación de Medio Ambiente informasen al Seprona de que se habían localizado una cortijada donde se secaban cabezas y cornamentas de especies cinegéticas protegidas.

La cortijada, como adelantó Diario de Almería, está situada en Alcóntar, en el paraje del Saúco. Allí los agentes comprobaron la existencia de un habitáculo en el que también curaban piernas de ciervo y de jabalí, presuntamente para hacer percheros. Confirmado el hallazgo, la Guardia Civil solicitó una orden de entrada y registro y halló cuatro cráneos de macho de cabra montés y otros tres de ciervo con cuernas, 12 jamones de jabalí, 16 patas de ciervo y ocho de cabra montés en proceso de secado.

En las inmediaciones de la vivienda localizaron una construcción en ruinas, donde había una cabeza de ciervo en estado de putrefacción y restos cadavéricos de animales. El titular de la finca la finca no pudo acreditar la procedencia legal de las piezas.

Deja un comentario