Asaja Cádiz y los veterinarios informan sobre la tuberculosis bovina en la cinegética

Agroinformación.com, 20/04/2012

Asaja-Cádiz y el Colegio de Veterinarios de Cádiz han unido esfuerzos para ofrecer unas jornadas sobre las incidencias de la tuberculosis bovina en las especies cinegéticas, bajo el epígrafe Factores predisponentes y estrategias de lucha frente a la tuberculosis bovina en especies cinegéticas.
Las jornadas han contado con la ponencia del investigador Pedro Fernández Llario, de la Universidad de Cáceres. El acto contó, además, con la presencia de Federico Vilaplana, presidente del Colegio de Veterinarios de la provincia de Cádiz; José Manuel Díez, vicepresidente de Asaja-Cádiz; Felipe Oliveros, técnico en la Delegación de Medio Ambiente en Cádiz de la Junta de Andalucía; Rafael López, Jefe de ganadería de la OCA, informa la organización en una nota.

Durante la ponencia, Fernández Llario analizó de forma minuciosa todo lo referente a la tuberculosis bovina en especies cinegéticas, comenzando con la definición de la enfermedad en sí, a la que definió como “la enfermedad de las mil caras” y recalcó la dificultad de su detección ya que se presentan entre la cuarta y octava semana tanto en ciervos como en el jabalí, la especie más afectada. El método de detección es clave para luchar contra la enfermedad. Las menos veces se encuentran en el campo, siempre a través de cadáveres de animales, por lo que también es interesante hacer cultivos y analizar los ganglios.

Fernández Llario recalcó que la situación en Andalucía y Extremadura es complicada según los últimos estudios que se han llevado a cabo. Son mucha las medidas que se pueden llevar a cabo sobre todo en la prevención y para tenerla controlada, como el uso de vitamina D o el uso de unos piensos determinados, lograr un mantenimiento de con condición física adecuada, además del papel de los inmunodepresores.

Mesa redonda
Tras la charla se llevó a cabo una mesa redonda entre los miembros de la presentación con Fernández Llario, moderado por Cristina Velasco, secretaria del Colegio de Veterinarios. Uno de los primeros temas que salió a la palestra fue de la posibilidad de acabar con esta enfermedad, ante lo que el ponente fue claro «nuestros estudios nos dicen que no, lo que tenemos que hacer es mantener el control».

Asimismo se le preguntó sobre la cantidad de cerdos asilvestrados que hay tanto en Cádiz como en Málaga y la manera de acabar con esta especie que no es jabalí. El experto explicó que la solución podría radicar en el aumento de monterías. Fernández Llario contestó que en la zona extremeña hay zonas de emergencia sanitaria donde se permite un mayor número de capturas, entre otras cosas para luchar contra la permanencia de la enfermedad.

Por su parte, Felipe Oliveros, técnico de la Delegación de Medio ambiente, comentó que el cerdo asilvestrado legalmente, no es una especie cinegética, aunque «hemos intentado bajar el número de esa especie, para terminar con esto tenemos que arrimar el hombro tanto las Administraciones como también los dueños de los cotos».

Asaja-Cádiz apeló a la unión y coordinación de las Administraciones implicadas para el control de la enfermedad.

Deja un comentario