Zimbabue vende animales salvajes por problemas de sequía

La Autoridad de Parques y Gestión de la Vida Salvaje de Zimbabue (Zimparks) ha puesto a la venta una parte de los animales que actualmente se encuentran en sus parques nacionales con el supuesto objetivo de evitar que mueran a causa de la sequía y la falta de recursos para su manutención, publica lavanguardia.com.
El plazo para recibir propuestas de particulares que tengan “capacidad para adquirir y mantener” a los animales salvajes podría estar abierto hasta finales de mes. La propuesta ha sido difundida después de que algunos medios locales indicaran que representantes de diversos países se encontraban en Zimbabue negociando la compra de animales salvajes.
La información difundida por la agencia Reuters indica que por el momento no se conocen ni el número de animales en venta ni el precio establecido para cada ejemplar, recordando que Zimbabue cuenta con diez parques nacionales, en los que viven grandes poblaciones de elefantes, leones, rinocerontes, leopardos y búfalos, entre muchas otras especies.

Problemas económicos
La venta de los animales daría algunos de ellos un nuevo hogar y aliviar la presión financiera sobre la autoridad de parques, que dice que recibe poca financiación del gobierno y lucha por sobrevivir con lo que se gana a través de la caza y el turismo.
“Como consecuencia de la sequía […] la Autoridad de Gestión de Parques y Vida Silvestre tiene la intención de reducir las poblaciones de sus parques y fincas a través de la venta de ejemplares de algunas de las especies”, dijo la autoridad en un comunicado reproducido por Reuters.
Una portavoz de este organismo oficial, Caroline Washaya-Moyo, confirmó la oferta pero no quiso dar más detalles ni concretar si los animales podrán ser exportados a otros países. “No tenemos un objetivo. El número de animales dependerá de las ofertas que recibimos”, indicó la portavoz.
Por el momento tampoco se conocen reacciones de grupos locales de conservación de la naturaleza, algunos de los cuales denunciaron el año pasado la venta de 60 elefantes, la mitad de los cuales fueron enviados a zoológicos de la China.

Una reserva privada quiere reducir el número de leones

Última foto del león Cecil con su hermano Jerico un mes antes de ser cazado - Photo Brent Stapelkamp.
Última foto del león Cecil con su hermano Jerico un mes antes de ser cazado – Photo Brent Stapelkamp.

La reserva privada Bubye Valley, en Zimbabue, anunció el pasado mes de febrero que estudia sacrificar a unos 200 leones porque está a punto de alcanzar el límite de población y no puede utilizar la caza para regularla, ya que el Gobierno decidió prohibirla en julio pasado tras la muerte del león Cecil.
La medida ha generado una gran polémica en Zimbabue y el director de Bubye Valley, Byron du Preez, ha tenido que salir al paso de las críticas a su organización. ”El sacrificio se ha discutido, pero por ahora no es necesario”, explicó Byron du Preez en declaraciones a Efe.
La opción que contemplan es encontrar otro parque que acepte acoger a los felinos, igual que se hizo el año pasado con algunos rinocerontes de la reserva de Malilangwe, que fueron trasladados a Botsuana.
Según Du Preez, en la reserva, de unos 3.000 kilómetros cuadrados, hay actualmente entre 503 y 522 leones, una cifra que sólo se puede mantener si se permite cazar algunos animales, lo que además genera ingresos adicionales.
El problema es que los leones provocan el descenso de otras especies, no sólo sus presas naturales sino también entre el resto de depredadores.

Publicado en lavanguardia.com.

Deja un comentario