Oviedo alerta del ‘preocupante y grave’ aumento de jabalíes

Los paseos de los jabalíes por la ciudad se han convertido en un dolor de cabeza para el tripartito y los vecinos de La Florida o Vallobín, dos de los barrios que reciben la visita de estos animales salvajes con más frecuencia. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández (PSOE), admite que la presencia de estos ejemplares en pleno Oviedo ha aumentado en los últimos meses y califica la situación de “preocupante y grave, para qué engañarnos”. La Policía Local registró 19 incidencias relacionadas con los jabalíes en lo que va de año, y siete fueron en julio, publica lne.es.

jabalies en calle de oviedoEn realidad, ocurrieron a partir de mayo -la comisaría no recibió ninguna llamada de alerta entre enero y abril- y se trató de avistamientos y accidentes, como un atropello en el Alto de Buenavista en el que un jabalí resultó muerto. Por su parte, los agentes de la Guardería Rural del Principado hicieron 13 servicios para controlar la superpoblación de estos animales en el municipio, abatiendo a 11 de ellos en las afueras, sobre todo en el monte Naranco.

Hay más jabalíes en calles y plazas carbayonas ahora que en años pasados por estas fechas. De hecho, la Policía Local contabilizó un total de 49 actuaciones relacionadas con estos animales en el casco urbano entre febrero de 2014 y agosto de 2016. Es decir, que había habido 30 avistamientos de ejemplares a lo largo de más de dos años, y ahora 19 en sólo tres meses (de mayo a agosto). Además, en tres de las siete intervenciones de julio, la policía se encontró con grupos de jabalíes.

A día de hoy, la ciudad no ha tenido que lamentar heridos ni ha habido enfrentamientos entre humanos y cerdos salvajes, pero los vecinos de los barrios preferidos por los jabalíes no se sienten seguros. Emilio Peña, el presidente de la Asociación de Vecinos de La Florida, asegura que los habitantes están alerta ante la posible presencia de uno de estos animales en el entorno. “Los solemos ver ‘fozando’ en la basura de los solares abandonados que hay entre este barrio y Las Campas. Yo creo que si no hubiera basura, no vendrían por aquí a nada. Las constructoras deberían limpiar sus solares”.

Peña considera que la normativa de tráfico en materia de atropellos de especies cinegéticas (animales de caza) debería cambiar “porque los seguros no cubren al conductor, es una vergüenza”. Con la ley actual, cualquier conductor que sufra un accidente por el atropello de una especia cinegética será responsable de los daños a las personas o bienes”.

Los agentes de la Guardería Rural del Principado seguirán vigilando la zona rural ovetense y en especial el Naranco. El Ayuntamiento solicitó al Principado a finales de mayo que interviniese en Oviedo ante el aumento de la población de jabalíes y su acercamiento a la ciudad. Y es que la Policía Local no tiene competencia para disparar y abatir a los animales, de forma que sólo puede guiarlos para tratar de alejarlos del casco urbano y los vecinos. El concejal de Seguridad Ciudadana creyó que había llegado el momento de alertar a la Consejería de Desarrollo Rural cuando “el tema se desmadró y empezaron a aparecer jabalíes por todas partes, desde el patio de un Instituto de Secundaria (el IES Naranco) hasta cerca de Villa Magdalena”. Los agentes de la Guardería Rural trabajan con el método de aguardos, la disciplina cinegética que consiste en esperar en un lugar preparado con anterioridad y es frecuentado por el animal. Así, evitan herir por error a una persona.

No todo el mundo comparte la opinión de que la población de cerdos silvestres ha aumentado. Es el caso de Carlos Cuervo Díaz, presidente de la Sociedad de Cazadores La Perdiz, de Llanera, que agrupa a unos 300 socios. A su juicio, “probablemente ahora haya tantos como otras veces, pero entonces no se les daba tanta publicidad y no bajaban a Oviedo”. El problema -prosigue- estriba en que “los jabalíes bajan a la ciudad y la gente tira comida fuera de los cubos de basura”.

La temporada de caza menor empieza hoy. La de caza mayor, que incluye jabalíes, arranca el próximo 1 de septiembre, y se prolongará hasta el 28 de febrero. En la ladera sur del Naranco, que da a Oviedo, los cazadores no pueden disparar. Lo que sí tienen autorizado es entrar con los perros y ahuyentar a los jabalíes hacia la norte, donde pueden cazarlos.

Publicado en lne.es.

Deja un comentario