El nuevo PRUG prohíbe la caza dentro de Picos de Europa

Santander acogió el pasado miércoles la reunión con la que se ha dado el definitivo el pistoletazo de salida al proceso de participación pública del que saldrá el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Picos de Europa, publica diariodeleon.es.

Después de años de borradores fallidos, desencuentros entre las partes implicadas y múltiples intentos para sacar adelante este documento, se sentaron las bases para la redacción de un texto definitivo que parta del consenso de todos los agentes sociales y sectores implicados, directa o indirectamente, en la conservación y gestión del parque.

Los tres directores generales de Medio Natural de las comunidades implicadas, Castilla y León, Asturias y Cantabria, presididos por el consejero cántabro de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, en su calidad de presidente de turno del órgano de gestión del parque, realizaron ayer un primer diagnóstico del marco a regular. «Es un modelo de redacción que en Castilla y León ya usamos para el Parque Nacional del Guadarrama con excelentes resultados que consiste en escuchar a todas las partes implicadas antes de comenzar a escribir el documento, para que aporten todas sus sugerencias tanto para el uso como para la gestión del parque», explicó ayer José Ángel Arranz, director general de Medio Natural en Castilla y León.

Uno de los puntos más polémicos, y que más afecta a Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, los dos municipios leoneses de Picos, es la regulación de actividad cinegética dentro del parque, el único nacional donde se permite la caza deportiva.

«En el nuevo PRUG no ha lugar para esa actividad, y eso lo saben los alcaldes y los vecinos desde hace años», confirmó Arranz. El director general sí garantizó que se respetará la moratoria de 2014 del Gobierno central, que permite cazar hasta 2020. «Lo que hay que promover cuanto antes es la negociación con el Estado de las compensaciones justas para que los ayuntamientos y los propietarios de los terrenos no pierdan los recursos económicos derivados de la caza», concretó el director general, que también avanzó que hay que buscar nuevas fórmulas de control poblacional, que pueden pasar por batidas con cazadores locales o con la guardería del parque.

El objetivo de este proceso es, según Arranz, redactar un documento síntensis lo más consensuado posible durante el próximo trimestre para que sea sometido a principios de año a información pública donde se podrán presentar alegaciones que serán valoradas y contestadas. También se abrirá un plazo de audiencia a los interesados. El proyecto final se someterá a la aprobación de la Comisión de Gestión, así como a información del Patronato, la Comisión de Coordinación del Parque Nacional y el Consejo de la Red de Parques Nacionales.

Para la redacción del documento, además de disponer del personal técnico del parque, contarán con la participación de Tragsa Tec, empresa especializada en este tipo de procesos. Finalmente se aprobará con forma de decreto de cada una de las tres comunidades autónomas. Todo este proceso se espera que se realice a lo largo del 2017, culminando con la aprobación plan a principios de 2018. «Será un año muy bueno para Picos de Europa ya que estrenaremos por fin el PRUG, celebraremos en centenario del parque y, esperemos poder inaugurar el centro de visitantes de Posada de Valdeón», explicó Arranz.

Deja un comentario