El Consell activa un plan contra el envenenamiento de especies protegidas

Fuente: El Mercantil Valenciano – Levante, J. Sierra, 14/05/2012

La Generalitat valenciana ha detectado en los últimos años 28 casos de envenenamiento de fauna que han afectado a un centenar de ejemplares entre los que destacan 11 buitres.

La Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente esta haciendo un seguimiento directo de todos los casos sospechosos de estar provocados por el uso de venenos aunque cree, a la vista de los datos disponibles, que los envenenamientos están muy vinculados al medio rural pero “apenas afectan” a los predadores silvestres o a especies gravemente amenazadas.

Sin embargo admite que estos 28 casos -donde existe la certeza sobre el uso de veneno y de que este es la causa de la muerte-pueden ser solo la punta del iceberg y representan una cifra “inferior a la que realmente se deben de haber producido”.
Medio Ambiente ha aprobado una instrucción interna de la Dirección General del Medio Natural que tiene como objetivo la lucha contra el uso ilegal del veneno. El documento, que tiene fecha de 26 de marzo, ha merecido el respaldo de la prestigiosa SEO/Birdlife, coordinador para España del programa LIFE-Veneno.
Los ecologistas no tienen sin embargo la misma percepción que la conselleria sobre el impacto real del veneno. Aseguran que los casos detectados en la Comunitat Valenciana tienen su origen principalmente “en el control de depredadores que realizan algunas personas vinculadas a la caza y a la colombicultura”.

Los cebos envenenados se usarían, según SEO/Birdlife “para evitar ataques a palomas o especies cinegéticas por parte de zorros, rapaces (en especial buho real) y otras rapaces oportunistas”.

El objetivo de la nueva instrucción interna de la conselleria es “contribuir a la erradicación del uso ilegal de venenos en el medio natural”. Parte de la convicción de que es “necesario ampliar y mejorar la información disponible, incidir en la prevención, disuasión y vigilancia del uso ilegal de cebos envenenados”. Además, incluye un protocolo de actuación específica con el Seprona de la Guardia Civil, la Fiscalía y los laboratorios.

La conselleria dispone ahora de un plan regional y una estrategia, con protocolos de actuación muy estrictos que van a permitir un mejor conocimiento de la situación real y de las medidas preventivas y disuasorias que cabe adoptar. Entre los 28 casos detectados por la conselleria desde 2005 existe, tal como indican los ecologistas, el de un buho real hallado junto a una paloma. Víctima y depredador tenían los mismos gránulos en el buche.

En 2006 se detectaron 11 buitres leonados muertos en Villahermosa del Río. Se trata del peor caso registrado, tanto por el número de ejemplares como por el nivel de protección de la especie. Según la versión oficial de la conselleria, la mortalidad de estos buitres podría ser un envenenamiento secundario, al alimentarse de un perro que había consumido veneno colocado para evitar el impacto sobre especies cinegéticas. “Es de destacar que, a pesar de la conflictividad existente entre buitres y ganaderos en el norte de Castelló, no se ha detectado ningún cao de utilización de veneno para control de estos carroñeros”, aseguran en la conselleria.

Deja un comentario