La Comunidad Valenciana asesta un duro revés el parany al rechazar el cesto malla

Un momento de la presentación del sistema de cesto malla, un nuevo método de captura que promueve Apaval –
MEDITERRÁNEO.

La Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana asesta un duro revés al parany y da al traste con el cesto malla, la única esperanza que tenían los aficionados para rescatar del letargo esta práctica cinegética tan arraigada en tierras castellonenses. La asociación de paranyers Apaval recibió ayer mismo la notificación, firmada por el director general de Medio Natural y Evaluación Ambiental, Antoni Marzo, en la que se “deniega la autorización para la realización de los ensayos solicitados”.

En el escueto escrito, de apenas 21 líneas de texto, se remarca que, tal y como informó en su día -3 de marzo del 2017- el Servicio de Caza y Pesca de esta Dirección General, “el dispositivo en cuestión no cumple las condiciones necesarias para poder ser autorizado para el uso al cual se pretende destinar”. “Por esta razón, no es posible conceder la autorización a la que se refiere su solicitud, la cual debe considerarse, por tanto, denegada a todos los efectos legales que corresponda”, reza la citada notificación.

De este modo, el departamento de la consellera Elena Cebrián responde a la solicitud de Apaval de poder realizar pruebas de campo, a partir del próximo día 12 de octubre, cuando arranca de forma oficial la temporada de caza menor. La resolución ha llegado a menos de 10 días de iniciarse estos trabajos cara a conseguir la anhelada homologación del cesto malla, un método planteado para capturar al animal sin darle muerte y así adaptar esta caza milenaria a los dictámenes administrativos y judiciales.

Reacción

A pesar de que los aficionados se esperaban esta resolución, después de que Mediterráneo avanzara los recelos del Gobierno autonómico para dar su visto bueno, la resolución oficial ha sido recibida con gran enfado por parte del colectivo. «Es una barbaridad lo que nos han contestado, no nos explican nada de los motivos», lamentó el presidente de Apaval, Miguel Ángel Bayarri. “Si no nos dejan hacer las pruebas de campo, cómo dicen que el cesto malla no cumple la normativa, lo lógico es que nos dieran los permisos”, explicó Bayarri, quien insistió en que van a llevar este asunto a los tribunales y prevén movilizaciones.

Mañana se reunirán con el grupo popular en Les Corts para hacerles llegar sus reivindicaciones y “presionar a nivel político”.

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

Deja un comentario