Huesca: los accidentes con animales se disparan un 36% desde 2015

Los jabalíes escarban bajo la vallas que protegen la A-23, cerca de Walqa, para poder cruzar. Rafael Gobantes

Una piara de jabalíes estuvo a punto de causar una tragedia estas pasadas Navidades cuando irrumpió en la A-23, a la altura del parque tecnológico Walqa, y colisionó con un turismo que circulaba en dirección a Zaragoza y posteriormente con otro que se dirigía hacia Huesca tras cruzar la mediana. Al final todo quedó en un susto y solo hubo que lamentar daños materiales. Fueron casi los últimos accidentes de un año que se cerró con 973 siniestros de tráfico provocados por animales tanto salvajes como domésticos, lo que supone un 36% más que en 2015.

Andrés Fernández del Río, jefe provincial de Tráfico, reconoce que en 2017 se batió el récord de accidentes con animales (23 más que el año anterior), aunque también lo achacó a la tramitación de más atestados por parte de los conductores para tratar de cobrar una indemnización.

Aunque prácticamente la totalidad se saldaron sin daños personales, Fernández del Río reconoció que la cifra global es muy elevada ya que suponen el 44% de todos los siniestros registrados el año pasado, que sumaron (2.221). Un dato que sitúa a Huesca entre las diez provincias con mayor número de accidentes de este tipo.

Tres de cada cuatro siniestros los causan los jabalíes

Según las estadísticas de la Jefatura Provincial de Tráfico, los jabalíes fueron precisamente los causantes del 75% de los siniestros en los que estuvieron involucrados los animales (726). Les siguen a mucha distancia corzos (81), perros (61), tejones (27), zorros (18), ciervos (14) y aves (12). En la lista también aparecen otras especies como cabras, caballos, gatos, liebres, ovejas o vacas.

Los datos también revelan que la gran mayoría de los accidentes se producen en horario nocturno y durante la época invernal. Y en cuanto a la frecuencia, el domingo fue el día con más siniestros (173) mientras que el menos ‘peligroso’ para los conductores resultó ser el martes (113).

Además, Fernández del Río asegura que así como en el caso de los ciervos, por ejemplo, hay una gran concentración de percances en el entorno de Villanúa y Canfranc (N-330), “en lo que se refiere a los jabalíes, tenemos accidentes por todos los sitios”.

Noticia completa en: heraldo.es

Deja un comentario