Castilla y León exige a Riaño, Burón y Liegos que paguen el pienso de las monteses

Fuente: DiariodeLeón.es – José María Campos, 25/05/2012

La Consejería de Medio Ambiente ha informado en la última reunión de la Junta Consultiva de la Reserva de Caza de Picos de Europa que las administraciones afectadas por los terrenos de Anciles donde se encuentra la cabra montés deberán asumir su mantenimiento, lo que supone unos 18.000 euros anuales.

El Ayuntamientos de Riaño y las juntas vecinales de Riaño, Burón y Liegos, como copropietarios de los terrenos, deberán asumir los ingresos de la cabra montés para poder cubrir los más de 18.000 euros que cuesta el pienso medicalizado para dar de comer a la cabra montés de Anciles como medida para combatir la sarna. Los porcentajes son de un 42% de la junta vecinal de Riaño, el 22% el ayuntamiento de Riaño, un 23% de la junta vecinal de Liegos y un 13% del ayuntamiento de Burón.

El alcalde de Riaño, Javier Fernández, dijo que esta cantidad ya se abonó el año pasado dado que todo el dinero que se obtuvo en la subasta de 2011, es decir, 18.000 euros lo tuvimos que destinar para la cabra. «Todo el dinero de la subasta del año pasado fue para pagar el pienso medicalizado de la cabra montés», asegura al tiempo que aporta que la cabra subastada en 2012 ha salido al final entre la puja de subasta y la puntuación en 67.000 euros, pero que ha sido algo muy puntual, ya que «hubo una persona empresaria de Rusia que tenía mucho interés en esa cabra y por ello alcanzó este precio. Pero esa cifra no va a ser lo normal», según Fernández.

Además puntualizó el alcalde de Riaño que no se entiende que desde la Junta de Castilla y León condicionen la continuidad de la cabra con el hecho de que los ayuntamientos tengan que pagar los 18.000 euros que cuenta el pienso medicalizado. «Resulta que la caza ha bajado más de un 50% y encima ahora tenemos que hacernos cargo de los gastos la manutención de la cabra». Fernández dijo que el pleno había acordado que si todas las partes afectadas por la manutención de la cabra están de acuerdo, «nosotros asumiremos nuestra parte pero en el momento que una parte diga que no, nosotros no pagaremos nada».

El presidente de la junta vecinal de Riaño, José Francisco Diez, dijo que no están las administraciones locales como para poner dinero. «Ya se quedaron con el dinero de la subasta del año pasado y no conocemos las cuentas del coste real de la manutención», asegura. En este sentido, recuerda que se ha hablado mucho de la cabra porque este año se pagó un precio elevado, «pero ha sido algo excepcional, lo normal son precios de subasta que pueden llegar no cubrir los gastos de manutención».

La intención de la Junta es que los ayuntamientos y juntas vecinales copropietarios de los terrenos, de una manera transitoria, contribuyan al pago de este pienso medicalizado. Se les informó que este pienso es tan caro dado que la empresa productora tiene que para su proceso de producción hacer este pienso medicalizado y volver a limpiar las máquinas para continuar con la producción de habitual de pienso normal. Todo este proceso encarece el kilo de pienso medicalizado. El proyecto de la cabra montés se inició en el año 1991 en el valle de Anciles.

Deja un comentario