La alimentación de los cachorros

alimentacion-cachorrosPor Ignacio R. García / Veterinario

Sin duda alguna una correcta alimentación de nuestros cachorros son la base fundamental para que nuestros animales disfruten de una vida plena de bienestar, vitalidad y satisfacción y la primera alimentación que nuestro cachorro debe ingerir no es otra que el calostro materno. Este calostro, que no es otra cosa que la primera leche materna que la madre generar, aporta la base inmunitaria de defensa de esta fase inicial de la vida de los mamíferos además del aporte vitamínico, mineral y especialmente energético que supone cubrir de forma más satisfactoria las primeras necesidades de nuestro cachorro.
Una vez aportada esta primera leche materna, denominada calostro, es la leche materna la mejor, más adecuada, optima y barata, fuente de alimentación para con nuestros cachorros. La leche materna es una fuente proteica, energética y vitamínico mineral prácticamente insustituible y solo cuando por cantidad o calidad no podremos aportar esta leche materna podemos recurrir a la administración de leches artificiales siempre recomendadas por nuestro veterinario. La administración de leches de otros mamíferos, tales como la vaca, oveja y/o cabra son en muchas ocasiones de difícil digestión por parte de nuestros cachorros haciéndolas en muchas ocasiones indeseables por llegar a generar más problemas que beneficios. Son ya muchas las leches artificiales en el mercado, de optima calidad y que bajo la estrecha recomendación veterinario son una fuente excepcional para alimentar a nuestros jóvenes animales.
¿Cómo podemos saber si nuestro cachorro se alimenta convenientemente?, sin duda la mejor respuesta a esta cuestión es la de vigilar el peso de nuestra mascota. por regla general, nuestro cachorro deberá doblar su peso de nacimiento a los diez días de dicho nacimiento. A las seis semanas ha debido de multiplicar por ocho el peso al nacimiento y ya a los cuatro meses de edad pesar la mitad de lo que pesara cuando sea adulto.
Después del calostro, otro momento importante en la vida de nuestro cachorro, es el momento del destete. A partir de las tres a cuatro semanas nuestro cachorro deberá ir ya tomando contacto con comida húmeda (latas o pienso mojado con agua) nunca mojaremos el pienso con agua ya que debeos romper la relación láctea que en fases más adultas incluso puede ser perjudicial. A parir de la seis a ocho semanas el animal debe alimentarse de forma autónoma disminuyendo de forma progresiva la humedad de la comida hasta que  ingieran el pienso seco.
En la actualidad existe una gama muy amplia de ofertas de alimentación, todas son nutricionalmente completas u y están estudiadas por profesionales, no requiriendo nuestro animal ningún premio adicional, en estos casis suele interferir en su organismo generando desde estado de obesidad a desordenes tan importantes como la diabetes. La alimentación con piensos secos y un permanente suministro de agua fresca son una correcta alimentación
Los cachorros en base al su raza y a su tamaño vienen a necesitar de cuatro a cinco tomas de alimentación diarias, hasta que alcanzan los cuatro meses de edad. A partir de esta edad, pasaremos a tres tomas diarias hasta los seis meses de edad y posteriormente ya lo dejaremos en dos tomas diarias en la cantidad que el fabricante en base a las características del pienso nos recomiende.
Consejo: siempre que cambiemos por cualquier motivo la marca o el tipo de pienso hacerlo de forma progresiva en cinco a siete días incrementado de forma progresiva el porcentaje del nuevo pienso. Por ello no nos quedemos sin pienso de forma repentina. Cuando nos quede la mitad del saco, pensar en comprar el siguiente.

Deja un comentario