Los cazadores ni somos borregos… ¡ni nos dejamos aborregar!

 

¡Esto ha estallado! El arrinconamiento y la persecución a los cuales nos hemos visto sometidos socialmente en los últimos meses, los insultos y descalificaciones, el intento de sometimiento, vejaciones, prohibiciones, leyes caóticas faltas de sentido y criterio… han supuesto el revulsivo de algo anunciado y esperable.

No íbamos a quedarnos de brazos cruzados, aunque los que digan representarnos desde sus sillones no hayan sabido estar a la altura de las circunstancias, enganchados a la teta administrativa y subvencional.

La ‘iniciativa popular’ ha gritado “basta, ¡se acabó!”, adelantando por la derecha a aquellos que predican estar preparando una manifestación futura y sesudamente planificada, que aún no se sabe para cuando será.

¡Hartos!, ¡hartísimos…! Somos muchos los que exigimos y declamamos respeto, tolerancia y justicia, los más, los de a pie de batalla y de monte, de tiempo ya ninguneados por unos y otros, señalados, relegados al oscurantismo y negados.

Las redes sociales, aquellas que son temidas y satanizadas por muchos, utilizadas para sus intereses también, han servido de nexo reivindicador, porque también tienen cosas buenas, entre ellas, evitar las mordazas aunque a otros les sirvan para ponerlas –mordazas y orejeras–, bloqueando a personas que resultan incómodas con sus preguntas en sus páginas y/o borrando comentarios cuando les ponen contra la pared y no les quedan más argumentos que la mentira, porque ya sabemos que, en la virtualidad, a la mentira y a la verdad se les da el mismo valor.

Y es por ello que ha habido intentos despreciables de ningunear, ocultar, manipular, acobardar y confundir a la manifestación en Madrid del próximo día 5 de junio… que si “es sólo de pesca y no nos compete, pero si queréis ir…”, “no es el momento”, “mala planificación y premura”, “será un fracaso”, “intenciones políticas”, “afán de protagonismo de algunos”…

¡No! ¡A Madrid vamos a ir todos los que estamos y somos! Los que queremos estar, ¡sin excusas!, a defender lo nuestro y lo de todos: pesca, caza, naturaleza, campo y medio ambiente. ¡Todos y todo!

De la mano todos, compañeros-víctimas de los menosprecios que rayan la mezquindad más absoluta, incluso dentro de nuestro colectivo, de aquellos que dicen estar de nuestro lado y sólo defienden intereses propios.

Estaré, si nada ni nadie lo remedia, en Madrid, tan individual y anónima como soy y quiero seguir siendo, pero muy orgullosa de formar parte de un colectivo luchador y apasionado que defiende su modo de vida, su libertad y todo lo que supone: la caza.

En Madrid el día 5 de junio en la Plaza de Colón gritaré todo lo fuerte que mis pulmones soporten, gritaré por la caza, por ti, por mí, por todos… y no necesitaré de fotos ni de protagonismos, no habrá otro interés que el de hacerme oír, de mostrar con orgullo mi realidad, mi verdad y nuestra fuerza, junto a aquellos que sienten lo mismo.

¡Es el momento, lugar y hora! ¡Qué no te manipulen ni engañen! ¡Es ahora o nunca!

¡¡¡Madrid, 5 de junio, Plaza de Colón, ni borregos ni aborregados!!!

 

En la Senda de Diana, por Mª Ángeles Marcos Alonso.

Deja un comentario