‘Profecías de Manferland’, por José García Escorial

En la mili preguntaban si alguno hablaba idiomas y si salía voluntario un listo que hablaba y dominaba el baturro, el batueco y el bable, le mandaban a cuidar los cerdos de la granja porque no había nadie que los entendiera.

Como a mí me pasa lo mismo, que no entiendo cómo funcionan los ciclos de movimiento de cazadores internacionales, he decidido hablar con un experto, el eximio y sabio Doctor Manferland.

José García Escorial (JGC): Con su docto magisterio y sapiencia absoluta en términos cinegéticos, ¿qué es lo que piensa sobre el nivel de contratación para el año 2017 de cazadores españoles fuera de nuestras fronteras?

Doctor Manferland (DM): Joven, usted me parece un mentecato y un pelota, pero por respeto a esta publicación con la que colaboro desde hace casi treinta años no le mando a hacer gárgaras.

JGE: Perdone, lo siento mucho. Voy  hacer otra pregunta diferente. ¿Van a salir a cazar los españoles en 2017?

DM: Usted es un necio, nadie sabe lo que puede pasar, pero vamos a analizar algunas cuestiones:

El paro en 2016 ha descendido con cotas no vistas en nuestra reciente historia.

Se han vendido en España más de un millón de coches.

El precio de la vivienda está subiendo.

La bolsa ha cerrado en diciembre con la mayor subida desde hace años.

Ahora nos hacemos más preguntas:

¿Se están vendiendo más armas? ¿Se están vendiendo las monterías?

Si la respuesta a lo anterior es afirmativa, lo lógico, sumando la bonanza económica, es que más personas se animen a emplear su tiempo de ocio y su dinero viajando fuera de España a cazar.

JGE: Gracias, pero sólo ha aportado datos positivos. ¿Qué me dice de los negativos?

DM: Sigo creyendo que es usted un pelele. ¡Pues claro que hay que considerar que cada día la caza y los cazadores tenemos peor cartel!

Tal vez el punto de inflexión fue la muerte de Cecil en Zimbabwe en 2015. Este ejemplar y el de la Metro se han convertido en los leones más famosos de la historia con nombre propio. Cecil y Bambi son la cara negra de la caza. Muchas personas no beligerantes contra la caza, después del despliegue mediático sufrido, adoptaron posturas anticaza de repente.

La escuela es otro caldo fundamental de cultivo virulento anticaza. Todos nuestros  políticos son anticaza o silentes interesados en este punto.

Como ejemplo le pongo que mi colega Mafilimbi, cuando el pesado vecino de asiento en el avión le pregunta a qué se dedica, su respuesta siempre es: «Soy cazador y lo que más cazo son elefantes». La mayoría intentan, si pueden, cambiarse de asiento para no compartir horas de vuelo ante persona tan insensible y salvaje, y todos, sin excepción, dejan de hablarle sin más.

JGE: ¿Y cómo lo arreglamos?

DM: Afirmo que es usted un papanatas. Los productores de plátanos canarios promueven el consumo de su producto. En sus anuncios no hablan de su colaboración al medio ambiente, de los puestos de trabajo que mantienen, y lo que aportan al Producto Interior Bruto Nacional, sino que lo que dicen es que los plátanos son muy buenos y que usted los coma.

Por tanto, la respuesta es la siguiente: que los cazadores nos vayamos de caza, es la mejor ayuda que podemos hacer para mantener nuestra actividad, ¡y usted el primero! ¡Hala, a cazar y menos preguntas!

Por José García Escorial / garciaescorial@safariheadlands.com

Deja un comentario