¡Es nuestro momento!

Al viso

No podemos desaprovechar esta oportunidad. Ya es hora de que nos unamos para defender lo nuestro, y para tirar de la manta…

Empiezo por lo más reciente, que tiene de protagonista a la Sociedad Española de Ornitología. Al parecer hay indicios de que estos individuos son, y nunca mejor dicho, unos pájaros. Hay que investigar cada una de las subvenciones que han recibido, que no son pocas. Recientemente, según el estudio elaborado por el Departamento de Ecología de la Universidad de Málaga a instancias de la Federación Andaluza de Caza, el informe emitido por SEO y denominado Evaluación del concepto ‘Pequeñas Cantidades’ y demanda de aves para silvestrismo en relación a la aplicación de las excepciones contempladas en la Directiva 79/409/CEE, de Aves, contiene una serie de severas imprecisiones. Como consecuencia, se ha infravalorado el tamaño poblacional de diversas especies en todo el territorio español, con el objetivo de reducir las capturas autorizadas y como fin último la prohibición del silvestrismo. Resumiendo, como a ellos no les gusta la caza, falsean los datos con el fin de que la gente no pueda cazar o cace menos, y además, se les paga por ello, pues por la elaboración de este informe supuestamente recibieron nada más y nada menos que una subvención de alrededor de 60.000€.

Alguno de ustedes recordará cuando, no hace mucho tiempo, en cierta revista del sector un cazador animaba a no colaborar con esta asociación (SEO/Birdlife), y no entregar la información de las anillas de las aves acuáticas que abatiésemos. Pues bien, no tardaron desde esta sociedad de “ecologistas” en decir que ellos la gestión del anillamiento la llevan de forma desinteresada, en que piensan que es su responsabilidad con la sociedad, en que ellos no son anti-caza y conocen la gran importancia que esta tiene en España. De vuestro desinterés me río yo, igual en la gestión del anillamiento no sacáis nada, pero os entra por otro lado, que alguna que otra subvención recibís (347.001,2 euros procedentes de cuatro subvenciones en el año 2014, sólo por parte del Estado, esta cifra podría ser mayor con datos de los Gobiernos Autonómicos). Y a la vista de los acontecimientos, no puedo sino descojonarme de vuestra responsabilidad con la sociedad y de que no sois anti-caza, ya que el falsear datos poblacionales para reducir cupos de captura no es ni ser responsable, ni conocer la importancia de la caza. Desde la presidencia de una de las asociaciones más importantes de nuestro panorama cinegético se trasladó, en una carta abierta, tanto a SEO/Birdlife como a WWF, cual ha sido su posición en algunos temas que afectaban a la caza y los cazadores, posición contraria a la nuestra, ¡qué raro!

Recuerdo también la que se ha liado, y se está liando, en las redes sociales con la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, y de cómo han aprovechado los “ecologistas” y animalistas para confundir a la gente con una información falsa y manipulada. De verdad que todavía no puedo comprender como no les importó ni un momento cometer la irresponsabilidad de trasladar a la gente un mensaje totalmente falso, creando ataques contra la caza y los cazadores y todo ello con mentiras como base.

Me hizo gracia ver a una actriz en Twitter que comentaba el número de firmas que había entregado la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, le pregunté si se había leído la Ley y me respondió que “Claro. Es para ponerse a llorar.” Yo le pedí que me comentase lo que le disgustaba de la Ley obteniendo el silencio por respuesta. He deducido que o se la sigue leyendo o solamente leyó lo que alguno de esos irresponsables y mentirosos ha dicho sobre su contenido, y acto seguido se unió al rebaño. También estuvo esta actriz en ese fracaso de manifestación (también contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha) del sábado pasado en Toledo, que más pareció una visita guiada que una manifestación, porque fueron solamente “cuatro” amiguetes a echar la tarde, a pesar de que la manifestación era respaldada por cien grupos “ecologistas” y animalistas. Se les llena la boca al decir que han recogido ciento y pico mil firmas contra dicha Ley de Caza, y pienso yo, ¿cómo no las vais a recoger, si prácticamente le habéis dicho a la gente que lo cazadores nos vamos a meter en sus casas a matar sus perros y gatos, entre otras mentiras?

Pero las mentiras tienen las patas muy cortas. Los tenemos a “huevo”. Es el momento de unirnos y destapar a todos estos cara duras, que en nombre de los animales y la conservación son capaces desde mentir y difamar a amenazar o llevar a cabo agresiones como la del animalista a la sede de la Federación de Caza de Castilla y León. Tenemos que unirnos, porque no olvidemos que ellos lo que quieren es acabar con la caza y nuestro derecho a cazar, y por lo visto no les importan los medios que tengan que poner para ello. Tenemos que centrarnos y defender cualquier tipo de ataque contra nosotros, independientemente de a la modalidad a la que este dirigido, al fin y al cabo, todos somos cazadores, aunque cacemos de una u otra forma, debemos defendernos y apoyarnos los unos a los otros, porque si empiezan a prohibir, no van a parar.

Tenemos que ser un grupo de presión, podemos serlo, y muy fuerte, porque desgraciadamente muchos políticos ni saben, ni quieren saber de caza y de campo, y lo único que a ellos les importa son los votos y el que les convoquemos una manifestación como la de 2008 en Madrid, pues vamos a jugar con eso. Sabemos que si nos unimos somos fuertes, pues hagámoslo, cada vez que haya un ataque a la caza o los cazadores vamos a apoyarnos entre nosotros, cada vez que se convoque una manifestación, practiques la modalidad que practiques, apóyala y acude, porque empezarán por limitar una modalidad y acabarán prohibiendo la caza.

Tengo 25 años, he cazado desde que soy un niño, y a mí no me va a venir ninguno de estos individuos a quitarme la caza, que es mi vida. No me vais a quitar la ilusión de los días previos a las monterías, de las horas de lumbre con buenos amigos hablando de lo que más nos gusta, de llegar a una baña a ver si está tomada y pensar cómo será el encuentro, de gastar las suelas de las botas detrás de los corzos, no me vais a quitar nada de esta lista de cosas que se alarga casi de forma infinita. Habéis conseguido que tenga un nuevo objetivo en mi vida, que es el de ir contra vosotros, contra los supuestos ecologistas que tanto mal hacéis con vuestras ideas, contra los que mentís, los que amenazáis, los que agredís…voy a ir a por vosotros, y afortunadamente no estoy sólo, somos muchos y muy buenos, y vamos a ir de forma legal, sin insultos ni agresiones, os vamos a dar donde más os duele. Y no pretendo convenceros, pero me vais a respetar, vais a respetar que yo cace legalmente, aunque no os guste. Y vamos a seguir cazando, vamos a seguir conservando y manteniendo el campo, que es lo que hemos hecho siempre y lo que siempre haremos.

Amigos cazadores, vamos a ponernos serios, ¿cómo nosotros, que somos de los que depende el campo, no vamos a conseguir hacer la presión que hacen estos salvafocas?

                                                                                                            Por Fran Carabel

 

 

2 Comments

  1. Me parece muy bien lo que dices, pero el problema, como siempre, es unirnos y organizarnos.

Deja un comentario