Las tórtolas pueden recorrer más de 2.000 kilómetros en 18 días

Ruta migratoria de la tórtola europea

El desarrollo de geolocalizadores miniatura ha ayudado a arrojar luz sobre la migración y las áreas de invernada de las tórtolas que se reproducen en el oeste de Francia.

Así, desde Bamako (Malí), donde había invernado a orillas del río Níger, una tórtola equipada con un geolocalizador salió de repente el 21 de abril.

El 23 de abril, la tórtola había viajado ya más de 1.000 kilómetros siguiendo un eje plano sobre el desierto del Sahara y fue geolocalizada a la altura de Tombuctú.

Tras pasar al menos 24 horas en pleno desierto, el 25 de abril llegó a Marruecos, donde hizo una escala hasta el 4 de mayo al norte del Atlas, en la región de Beni Mellal, en una zona de cultivos de regadío.

Luego el 6 de mayo, la paloma llegó al continente europeo y se detuvo en Andalucía cerca de la localidad de Osuna. Allí permaneció un corto período de tiempo ya que el 8 de mayo a las 20:00 horas puso de nuevo rumbo a Francia.

El 11 de mayo a las 01:51 ya estaba volando cerca de Angulema, para llegar a su destino final, alrededor de las 05:00 de la noche, al bosque Chizé (Deux-Sèvres) donde en mayo de 2013 fue capturada para colocarle un geolocalizador. Allí permanece en la actualidad alimentándose en las parcelas agrícolas colindantes al bosque.

Las distancias de viaje oscilaron entre 1.560 y 2.350 kilómetros, con una velocidad de vuelo entre 240 y 812 km/día.

La identificación de las rutas migratorias y sus áreas de invernada es un paso importante en la comprensión de las estrategias migratorias de las aves entre el Europa y África. Además, es una información crucial para la implementación de estrategias de conservación. Los resultados confirman que las tórtolas invernan en el África occidental, siendo la principal área de invernada el oeste de Mali, el delta interior del Níger, y la frontera entre Malí y Mauritania.

Los resultados muestran que las aves no se pasan todo el invierno en un mismo sitio, algunas van a pasarlo varios cientos de kilómetros más hacia el este, y que cuando se dirigen a Europa, las tórtolas tienen que hacer paradas durante varias semanas después de cruzar el Sahara para reponer sus reservas de energía; estas paradas a priori, se producen en el norte de Marruecos y Argelia. Este resultado tiene una información importante para la definición de las medidas de conservación, ya que las condiciones ambientales a las que se enfrentan estas aves en los sitios de parada migratoria pueden jugar un papel clave en la dinámica poblacional de esta especie.

Más información en: cyrileraud.wix.com/turtle-dove-spanish

Fuente: cienciaycaza.org

Deja un comentario