En siete meses, catorce linces ibéricos atropellados

cachorro lince atropelladoEl récord de mortalidad de linces por atropellos estaba en 14 muertes en un año y ocurrió en 2013. Ayer se alcanzó esta cifra negativa, pero en apenas siete meses. La última muerte ha  ocurrido en una carretera de Doñana competencia de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía. El mal estado de los vallados de esta carretera ya había sido denunciado en varias ocasiones por técnicos, entidades locales y  por WWF. Para la organización, es  inadmisible la desidia de la Consejería en este asunto y exige una solución urgente.

El último lince atropellado en las carreteras ha sido  un cachorro de apenas cuatro meses. Esta muerte es la número 14 en lo que llevamos de año, lo que significa que ya se ha alcanzado el triste récord de atropellos de la historia, que estaba en 2013. Según WWF, de seguir esta media de dos atropellos al mes, se pueda llegar a los 24 atropellos este año, una cifra que pone en riesgo los esfuerzos de conservación de la especie.

En este caso, el suceso ha ocurrido en una carretera autonómica (la A-481 que une las localidades de Hinojos, Huelva, y Villamanrique de la Condesa, Sevilla) donde en los dos últimos años ya se habían producido otras dos muertes. WWF ya había alertado sobre la peligrosidad de esta vía debido a la presencia de una hembra que la atravesaba reiteradamente y al mal estado de conservación de los vallados que deben conducir los linces hacia los pasos seguros ya existentes.

La organización denuncia que esta carretera es competencia de la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, uno de los socios del proyecto Life+ Iberlince, y que tiene asignado un presupuesto de un millón de euros para intervenciones para reducir el riesgo de atropellos de la especie. Sin embargo, WWF critica que la Junta ni siquiera ha firmado el convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente para recibir esos fondos y aplicarlos.

WWF va a mandar una carta a la Consejería de Fomento para pedirle que se ponga a trabajar de forma inmediata para arreglar las carreteras donde están siendo atropellados los linces. Asimismo, la organización también va a seguir recogiendo firmas en la campaña ‘Ni un lince más atropellado’ hasta que tanto el Ministerio de Fomento como la propia Junta arreglen las carreteras que son de su competencia.

 

 

Deja un comentario