Apertura de la media veda en Castilla y León

images_wonke_caza-menor_media-veda_20120803-codornices-criollas_20120803-codorniz-criolla-01

Este viernes, 15 de agosto, comienza la media veda en Castilla y León. Se inicia así el período de caza de las especies de menor autorizadas en el verano: codorniz, tórtola común, paloma torcaz, urraca, corneja y zorro.

No obstante, recordamos que la fecha hábil se retrasa para la tórtola común y la paloma torcaz hasta el 23 de agosto y que existe un cupo de treinta codornices y de 8 tórtolas. La Resolución de la Dirección General del Medio Natural ha establecido un total de 15 días hábiles para Salamanca y Zamora, 20 para Segovia y 19 para el resto de provincias.

Desde la Federación queremos hacer hincapié una vez más en las necesarias recomendaciones para afrontar con éxito estas jornadas, pero antes debemos conocer el estado del campo en las tan diversas zonas geográficas de nuestra Comunidad.

En el sur de la misma, después de cosechadas y recogidas la mayoría de las tierras dedicadas al cereal, la fauna menuda vuelve a quedarse sin opciones de refugio. Las prácticas agrícolas cada vez son más agresivas y rápidas en sus objetivos de recolección, y de no ser por la buena voluntad y cumplimiento de prácticas respetuosas con el medio llevadas a cabo en algunas zonas por agricultores con extras de motivación y respeto a la fauna, es difícil hallar suficientes garantías de supervivencia a las codornices, que optan por emigrar a las provincias más norteñas (Burgos, Palencia, León y Soria), que este año presentan, al ser más tardía la recogida de las cosechas, unas mejores opciones de alimentación y seguridad para estos pequeños visitantes.

Después de los acontecimientos climatológicos de un año que prometía mucho y que tuvo alternancias, retrasando cosechas en el norte y desbaratando por falta de lluvias los campos del sur, quedan sin embargo buenas perspectivas para las codornices, inmejorables para torcaces y de incógnita para las tórtolas, de las que no conoceremos resultados hasta que no comiencen su migración de regreso.

En cuanto a recomendaciones, las de siempre con el calor. Recordar poner mucha atención hacia nuestros auxiliares caninos. Dosificar el esfuerzo en las primeras salidas para evitar golpes de calor, paciencia en las primeras carreras detrás de las africanas, y control para evitar molestar las numerosas polladas de perdiz que estamos viendo en nuestros campos y por el retraso que estos pollos tienen en su desarrollo.

La responsabilidad que tenemos los cazadores en nuestra actividad comienza y acaba por cumplir en todo momento las normas legales y éticas que caracterizan al buen cazador. De esta manera, en la soledad del paramo, con la compañía de la cuadrilla o nuestros perros, lograremos disfrutar de una excelente media veda.

Deja un comentario