El MAGRAMA elaborará la ‘Estrategia Nacional de Gestión Cinegética’

15.01.09 García Tejerina rueda prensa Consejo 2_tcm7-358727_noticia

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina ha apuntado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), con la participación de las comunidades autónomas, elaborará una Estrategia Nacional de Gestión Cinegética, para coordinar aquellos aspectos de la caza que afectan a más de una comunidad autónoma.

Como ejemplo, García Tejerina ha citado los periodos de veda, la regulación de caza de especies migratorias que pasan de una comunidad a otra, o la regulación de licencias de caza en varias Comunidades Autónomas.

También se crea un Registro español de infractores de caza y pesca, “que nos va a facilitar el mecanismo de reconocimiento mutuo de licencias de caza y pesca entre Comunidades Autónomas, un aspecto muy demandado por los cazadores”. En este sentido, la ministra ha anunciado que en la próxima temporada de caza, las comunidades que hayan suscrito este acuerdo de reconocimiento mutuo (Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Extremadura, Asturias, Galicia y Aragón) contarán con una licencia única. De esta forma, los cazadores podrán cazar en todo el territorio de esas comunidades autónomas.

Para la ministra “un monte gestionado es un monte cuidado; y un monte cuidado tiene muchas menos posibilidades de ser incendiado”. Además, considera que un monte en buen estado “contribuye a que todos tengamos un mejor medio ambiente y facilita el aprovechamiento de los recursos naturales”.

Ley de Montes

La ministra también ha asegurado que el proyecto de modificación de la Ley de Montes se ha elaborado con el objetivo de “proteger la biodiversidad, la prevención de los incendios forestales y la lucha contra el cambio climático, así como el aprovechamiento económico de los recursos forestales, que puede contribuir a la creación de riqueza y empleo en el medio rural”.

Mejora de la gestión

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que tuvo lugar el pasado viernes, la ministra aseguró que para lograr estos tres objetivos se debe mejorar la gestión de los montes, que se sustenta en tres elementos: una clarificación de la clasificación de los montes, la simplificación de los instrumentos de gestión y la incorporación de figuras que faciliten la gestión.

Respecto al primer elemento, García Tejerina ha destacado que el proyecto introduce una clasificación más clara y concreta de los montes que sólo podrán pertenecer a una categoría. Según explicó, estas categorías se definen atendiendo a los criterios de titularidad (público o privado) y si ese monte cumple una función de interés general

También se van a simplificar los instrumentos de gestión. “Todo aquel monte que cumple una función de utilidad pública tiene que tener un instrumento de gestión”, aclaró. En este ámbito, las comunidades autónomas podrán establecer modelos de gestión tipo, en función de las características de los distintos montes

Asimismo, se ha procedido a una legislación más detallada de los montes de socios que facilita su gestión; y se crea la figura de las sociedades forestales que facilita las agrupaciones para el aprovechamiento común de los terrenos forestales.

Por otra parte, García Tejerina explicó que el proyecto de ley incorpora medidas contra la tala ilegal de la madera y su comercialización. A este respecto, la ministra destacó la mejora de la tipificación de las sanciones, en función del daño causado, atendiendo tanto a la cuantía económica como al tiempo de recuperación.

Además, García Tejerina se refirió a la nueva excepción que se añade al artículo 50 de la Ley que regula las situaciones excepcionales de cambio de uso forestal cuando se haya producido un incendio en esta superficie. Con esta nueva excepción se pretende evitar que, por medio de incendios, no se puedan llevar a cabo actuaciones de interés público.

García Tejerina explicó que se pretende evitar, por ejemplo, que un propietario incendie su finca para evitar una expropiación por una situación de máximo interés general. “En definitiva, disuadir los incendios es una de las razones por las que se incorpora esta nueva excepción”. 

Deja un comentario