Carta abierta a la Directora de SEO/BirdLife y al Secretario Gen. de WWF

images_wonke_actualidad_nacional_julio_2013_20130710_aproca

En estos últimos días un compañero, cronista de un medio de comunicación de caza, ha sido insultado y vilipendiado a través de las redes sociales, por escribir un artículo, donde insta a los cazadores a no colaborar con SEO/BirdLife en la entrega de anillas de aves. Más allá del acierto o desacierto de su declaración, esta persona ha traducido en tinta la mezcla de rabia e impotencia que sentimos los cazadores y representantes del sector, después de los últimos movimientos que todos vosotros, las tres organizaciones ecologistas más representativas de este país (SEO/BirdLife y WWF, además de Ecologistas en Acción) estáis llevando a cabo.
Y digo las tres organizaciones ecologistas porque, si bien, hasta la fecha, en nuestro mundo de la caza establecíamos dos niveles, hoy día sois uno sólo. Efectivamente, coexistían dos niveles, uno, el radical, donde con orgullo sabedor del que juega a caballo ganador, a la demagogia, lo representaba Ecologistas en Acción. Otro, el del punto de encuentro entre caza y conservación donde WWF y SEO/BirdLife os situabais, no sin ciertos juegos de equilibrio que no pudieran herir la sensibilidad de vuestros socios, algunos de ellos (como nos pasa a las demás organizaciones) sumidos aún en trasnochados extremismos.
Pero en este último año este marco ha cambiado completamente. Para los cazadores y gestores que nos encontramos un tanto alejados de los despachos madrileños donde os situáis, pensamos que la voz de Ecologistas en Acción es vuestra voz. La cara de Ecologistas en Acción es vuestra imagen. Os habéis fusionado, si no administrativamente, sí socialmente. Los argumentos que a continuación expondré que día a día esgrimen los diferentes portavoces de Ecologistas en Acción, son vuestros argumentos. Comprobadlo vosotros mismos.
Todo comenzó con los primeros borradores de la Ley de Parques Nacionales, donde habéis seguido defendiendo la prohibición de la caza en estos espacios, sabedores, por muy poco que entendáis de gestión del medio natural, que en algunos de estos parques es imprescindible cazar. Qué sería de Cabañeros o Monfragüe, como máximos exponentes de Bosque Mediterráneo, por mucho capturadero que metas, si se dejara de cazar, o de la Sierra de Madrid o Picos de Europa sin control de ungulados. Lo sabéis, pero no lo decís. ¡Qué dirían vuestros socios si dijerais lo que científicamente está más que demostrado¡. No lo digo yo, lo dicen investigadores del CSIC y del Instituto de Recursos Cinegéticos.
En otro orden, todos conocéis que España es el país del mundo, de entre los importantes en actividad cinegética, donde existen más limitaciones al control de predadores, a años luz del resto. El Ministerio homologa métodos de control conforme a estándares internacionales de captura no cruel y, vosotros, en lugar de alabar el proceso e impulsar la profesionalización del sector, día sí y día no estáis demandando la prohibición total, desconocedores quizás, seguro estoy de ello, que sobre especies como la perdiz y el conejo predan más de 60 especies cinegéticas y no cinegéticas distintas y que los cazadores sólo incidimos sobre dos de ellas mediante el trampeo. Estáis viendo con vuestros propios ojos la desaparición de la perdiz roja y, en breve, no lo dudéis, del conejo de monte. Mirad Andalucía. Nuevamente os sumáis a las tesis de los radicales aún a costa del grave perjuicio no sólo sobre la caza, sino sobre especies protegidas dependientes del conejo.
En cuanto a la situación de lince ibérico en España y su programa de reintroducción, desde WWF aprovecháis la muerte de alguno de estos ejemplares en un lazo ilegal, para pedir la prohibición de los lazos legales, o de todo el trampeo en España. Muy propio de profesionales de la conservación. No me nieguen cierta actitud carroñera.
Pero lo más grave llega en la Orden de Vedas de Castilla-La Mancha, con la posible prohibición del plomo y con la Ley de Caza de esta comunidad autónoma.
Ecologistas en Acción denuncia la orden de vedas de 2011 pidiendo la prohibición de la perdiz con reclamo y la media veda, proceso cuya sentencia acaba de salir con posibles graves consecuencias para nuestro sector, la caza, utilizando el juez, para ello, informes emitidos desde SEO/BirdLife.
En cuanto a la prohibición del plomo, nuevamente desde SEO, en la Convención de Quito del pasado mes de noviembre, tardáis menos de dos horas desde su finalización en volcar a todos los medios nacionales una noticia falsa: en tres años se prohíbe el plomo en todos los países, sabedores que no es sino una recomendación. Quizás se debería invertir parte de nuestro dinero, el público, el que se utiliza para vuestras investigaciones, en buscar una alternativa real, efectiva, que no aumente el peligro de accidentes, y que tenga un precio, aún siendo más caro, razonable. Entonces seremos los primeros en dar ese paso. Recordad que el sector cinegético ha sido el único en buscar esas alternativas.
Y el elemento que convierte a todo este proceso en un circo mediático, es la creación de una plataforma de caza en Castilla-La Mancha en contra de la ley de caza, hecho que sería respetable si los argumentos de su rechazo no fueran puras falacias malintencionadas (“la ley permitirá cazar perros y gatos de cualquier persona”, “se cerrarán caminos públicos”, “se sancionará con 200.000 € a senderistas o seteros que interrumpan la caza…”). ¡Qué barbaridades! Con esa carta de presentación es lógico recoger decenas de miles de firmas. Sois cómplices de este juego mediático porque lo estáis permitiendo con vuestro silencio y con vuestro apoyo, ya que las comunicaciones van firmadas por una plataforma de la que formáis parte. En definitiva, desde hace mucho tiempo habéis dejado de trabajar en conservación para hacer política.
Siempre demandáis de los cazadores y las organizaciones cinegéticas guiños a la conservación, sin entender que la caza per se es un elemento de conservación. No dudo que en nuestro sector también personas que no respetan el medio. Para nosotros, como vosotros, sería más sencillo sumarnos en ese barco del radicalismo. Jamás caeremos en esos errores. Y es que ni siquiera valoráis que la mayoría de las especies protegidas, de las que tan orgullosos estáis, están en las fincas y cotos que gestionamos. O que desde hace años nos personemos como acusación particular en casos de venenos o muertes de especies protegidas.
Quizás sea el momento, demasiado suponer, de que también os personéis vosotros como acusación particular contra aquellos compañeros ecologistas del Frente de Liberación Animalista que han atacado con actos vandálicos la sede de la Federación de Caza de Castilla y León o contra la asociación creada por vuestro icono del ecologismo absurdo, el Lobo Marley, por su ataque a torretas de la Junta de Castilla y León, o, porqué no, que salgáis en los medios de comunicación criticando al Sr. Monedero, número dos de Podemos, por sus declaraciones diciendo que los cazadores somos asesinos en potencia.
Pero no lo vais a hacer. No lo vais a hacer por el sencillo hecho que estáis en una batalla por abrir los codos, por demostrar quién es más duro para el momento en el que vuestros compañeros políticos que tan bien conjugan el poder, estén ahí arriba. Y no puede tener otra explicación que gente razonable como SEO Birlife y como WWF, ésta última organización incluso fundada por cazadores, estéis situados al otro lado de la razón y del sentido común.
Bajad de vuestro mundo virtual en el que os habéis instalado, volved a la senda del raciocinio, sentaros a trabajar con todos nosotros y pensemos que este último año ha sido un mal sueño. A APROCA y a la Oficina Nacional de la Caza nos encontraréis. Pero no tardéis mucho, después de las elecciones quizás sea demasiado tarde. El daño, sea cual sea el resultado, ya estará hecho.

Luis Fernando Villanueva
Presidente de APROCA España y miembro de la Oficina Nacional de la Caza

Deja un comentario