WWF pide que se prohíban las autorizaciones de lazos en Castilla-La Mancha

Lazo homologado predadores

Ante el hallazgo de un lince atrapado en un lazo legal en Albacete y su posterior liberación por técnicos del proyecto Iberlince, WWF insiste en su firme rechazo al control de predadores, en especial con métodos tan poco selectivos como los lazos. Por ello, la organización exige a la Junta de Castilla-La Mancha que prohíba todas las autorizaciones que ponen en peligro el futuro de especies emblemáticas como el lince.

La colaboración de los propietarios de las fincas donde fue encontrado el lince Llera, atrapado en un lazo dispuesto en un alar autorizado, y la rápida intervención de los agentes ambientales, así como de los técnicos del proyecto Iberlince, ha sido fundamental para salvar al lince. El ejemplar ya ha sido devuelto a Almuradiel, en Sierra Morena (Ciudad Real), después de realizarle un análisis exhaustivo para comprobar si estaba herido.

WWF alerta del peligro del uso indiscriminado de lazos en el campo, a pesar de que en esta ocasión el desenlace ha sido positivo. En este sentido, Luis Suárez, responsable del Programa de Especies de WWF España, se pregunta qué habría pasado con Llera si no hubiera sido encontrado a primera hora de la mañana y hubiera permanecido varias  horas a casi 40º de temperatura.

La organización denuncia que el uso de métodos de control de predadores está muy extendido en Castilla-La Mancha y cuestiona la utilidad de estos sistemas, ya que no está demostrado que sean una herramienta eficaz para incrementar la densidad de especies presa, como el conejo o la perdiz, ni tampoco para disminuir el número de zorros. Por el contrario, produce graves alteraciones en el equilibrio de los ecosistemas al eliminar todo tipo de predadores.

Asimismo, WWF recuerda que los sistemas de control de predadores sólo se deberían utilizar de forma excepcional cuando se haya demostrado que las densidades de zorros son anormalmente altas y cuando se haya cumplido el plan técnico de caza.

Además, WWF sigue cuestionando la supuesta selectividad de la mayor parte de los métodos autorizados. Estos deben ser selectivos per se y no depender de la buena voluntad de quienes los usan -como ha sido este caso-, para que especies que no sean objetivo sean liberadas. Aunque en los últimos años se ha prohibido el uso de algunos, como las cajas-trampa por su nula selectividad, y se han desarrollado unas bases normativas generales, la mayor parte de los métodos aprobados (como los lazos en alar) no son tan selectivos.  Además, Castilla-La Mancha está autorizando métodos que no han sido homologados en zonas con presencia de lince, incumpliendo las Directrices nacionales sobre esta problemática.

Según Luis Suárez, responsable del Programa de Especies de WWF España: “El Gobierno de Castilla-La Mancha está actuando de forma irresponsable al permitir que estos métodos de control de predadores se utilicen de forma masiva e indiscriminada sin el suficiente control administrativo y poniendo en peligro especies emblemáticas en peligro de extinción, como el lince ibérico”. Y concluye: “Desde WWF vamos a pedir a la Consejera que prohíba de forma inmediata todas las autorizaciones para el control de predadores y que revise la normativa”.

Deja un comentario