El Partido Popular sigue apostando por la actividad cinegética

congreso diputados

Teófilo de Luis, secretario cuarto de la Mesa del Congreso y diputado por Madrid del Partido Popular –uno de los pocos políticos a nivel nacional que siempre se ha significado a favor de nuestra afición y ha luchado en el Congreso de los Diputados por defenderla siempre–, reunió, el pasado viernes 4 de septiembre, en un desayuno de trabajo en el Congreso de los Diputados, a un nutrido grupo de representantes del sector –Francisco Piera, presidente de la Federación Catalana de Caza; Nicanor Ascanio, presidente de la Federación Madrileña de Caza, José María Gallardo, presidente de la Federación Extremeña de Caza; Pablo González y Lola Fernández, de Excopesa; Luis Fernando Villanueva, presidente de Aproca; Pedro Morrás, de la Oficina Nacional de la Caza y de la Asociación Armera; e Íñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna, así como a varios representantes de la prensa cinegética, entre los que se encontraban nuestras publicaciones–, con el fin de analizar los problemas más importantes por los que atraviesa la caza y asegurar que nuestra afición, de una forma u otra, figurará en el programa del Partido Popular en las próximas elecciones, aunque sea a nivel general.

En este tipo de reuniones, que se vienen celebrando desde hace tiempo, a propuesta del propio Teófilo, se trata de analizar los distintos avances que se van realizando en materia legislativa en lo que a la cinegética se refiere, así como de recoger las distintas propuestas realizadas por los profesionales y dirigentes del sector, con el fin de buscar soluciones a los distintos problemas.

congreso diputados 2

Tras recibir un extenso dossier en el que se recogen todas las Proposiciones no de Ley a favor de la caza presentadas a debate en la Cámara Baja desde 1996 hasta este año, De Luis realizó una extensa exposición de los avances logrados en la última legislatura, como puede ser la mejora de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que ya está recogiendo sus frutos, la adecuación a la legislación laboral del tema de las rehalas y otros trabajadores del sector y la dichosa licencia única de caza, entre algunas autonomías, que si bien no ha entrado en vigor está en vías de resolución.

Otro de los aspectos sobre los que informó, de cara al próximo futuro, y que están en vías de resolverse, y sobre los que aseguró que se va centrar su compromiso con la caza desde el lugar que le corresponda en la próxima legislatura, son un plan para la recuperación de la perdiz roja y la caza menor en general, el incrementar el apoyo hacia el consumo de la carne de caza y el turismo cinegético, o la mejora de la Ley de Patrimonio Natural en el apartado referente al uso del plomo en los humedales, realizando un seguimiento sobre las distintas iniciativas tomadas por grupos ecologistas en su afán de prohibirlo.

Una vez concluida su exposición, dejando claro el compromiso de su partido, y el suyo personal, con nuestra afición, Teófilo pidió a cada uno de los representantes del sector la exposición de los problemas que cree que se deben abordar de forma más urgente en la próxima legislatura. Esta práctica ha venido siendo habitual en todas las reuniones celebradas a lo largo de estos años.

Entre todas las propuestas presentadas, destacamos una de las que se repite de forma habitual, como es la de una mayor representación de los cazadores en los órganos consultivos de la Administración, presencia que en muchos casos es nula o copada por los grupos ecologistas. Mejor regulación para los trabajadores por cuenta ajena de algunas de las modalidades, el uso generalizado del silenciador, la falta de dotación económica para las miles de hectáreas que se encuentran bajo el paraguas de la Red Natura, por dejación de uso, llegando a los bancos de naturaleza que compensen el lucro cesante en las fincas y terrenos protegidos. El silvestrismo, la caza menor, la PAC, la tórtola turca, la mejora en la legislación del control de predadores y su implantación a nivel nacional, los problemas de anillamiento de aves cinegéticas o el dotar de una gran inversión a la investigación cinegética, que carece de la misma, con el fin de igualar a los muchos miles de euros que reciben las organizaciones ecologistas. Para concluir, y bajo el compromiso de Teófilo de Luis de seguir manteniendo estos encuentros, el sector armero, por boca de Pablo González, agradeció su compromiso y su posición en los conflictos surgidos durante la ‘famosa’ Ley de Armas, ya que sin su intervención podíamos estar peor de lo que estamos.

_DSC2367

Deja un comentario