Denuncian la gestión cinegética de Parque Regional Picos de Europa

images_wonke_2014_Actualidad_abril_20130322_lobos

Varios grupos conservacionistas reclaman –a través del comunicado que reproducimos a continuación– un cambio “urgente de modelo y el relevo en la dirección de la Reserva Regional de Caza de Riaño”, denunciando que la gestión cinegética en la zona “dificulta, cuando no imposibilita”, la caza con otros usos, como la observación de la fauna.

“Los grupos abajo firmantes queremos denunciar una vez más la gestión cinegética que se está realizando en el Parque Regional de Picos de Europa, que dificulta, cuando no imposibilita, compatibilizar la caza con otros usos, como el turístico, importante para un desarrollo económico sostenible en sus municipios.

Desde la Reserva de Caza se alienta un desprecio y un acoso permanentes hacia las actividades de ecoturismo y hay un nulo interés por buscar las mejores fórmulas para hacer compatible la caza con el turismo de naturaleza. El caso del lobo es paradigmático. No solo hay una presión excesiva sobre la población de lobos, que ya ha supuesto la desaparición de varias de las manadas estables, sino que además se obstaculizan abiertamente las iniciativas vinculadas al turismo de avistamiento de lobos que están despertando una importante atracción internacional sobre la comarca de Riaño.

Así, el 1 de septiembre, primer día de apertura de la veda, un vigilante de la Reserva de Caza y un cazador entraron en el punto de encuentro de un grupo de lobos que estaba siendo observado por más de 50 personas, realizando al menos un disparo sobre el grupo familiar.

Al día siguiente, en el mismo punto y a plena luz del día, un vehículo estacionó en la carretera, bajando varias personas que, tras sacar varios rifles del maletero, intentaron abatir un lobo de la misma manada que cruzaba por un pastizal cercano. Esta acción fue abortada gracias a la intervención de varios observadores y una guía de una empresa de turismo local.

Dos días más tarde, varios observadores pudieron escuchar seis disparos en el mismo lugar, en el punto de encuentro de los adultos y cachorros de la manada, sin que hasta el momento se haya podido identificar el origen de los disparos.

Estas acciones dan fe del grado de persecución que sufre el lobo en el Parque Regional y de cómo se intenta acabar con todas aquellas iniciativas de aprovechamiento turístico y sensibilización social en favor de la especie. Y todo ello en un Parque Regional que es a todas luces un espacio protegido ficticio, sin normativa de uso y gestión, ni zonificación, sin una estrategia de conservación y sin planes de promoción turística económica, convirtiéndose en una mera caricatura de otros espacios naturales que, como el Parque Natural de Somiedo (Asturias), han sabido y querido compatibilizar todos los usos del espacio, ganadero, cinegético y turístico, e impulsar una economía sostenible y compatible con la conservación de los valores naturales del Parque.

Tal como hemos señalado reiteradamente, la figura de la Reserva de Caza es perfectamente compatible con un espacio natural como el Parque Regional de los Picos de Europa, pero la gestión cinegética debe de estar supeditada a los objetivos de conservación y desarrollo sostenible del Parque y no al revés, como sucede en Riaño”.

Organizaciones firmantes 
Gedemol
Urz
Filón Verde
Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos
Fundación Félix Rodríguez de la Fuente
Fundación Naturaleza y Hombre
Fundación Oso Pardo

Deja un comentario