La ABEC pide al Conseller Joan Font que modifique la Ley de Caza balear

Conseller Font y Sociedades de Cazadores UNAC

El pasado 24 de septiembre la Associació Balear d’Entitats de Caça (ABEC) y directivos de sociedades de cazadores invitadas, mantuvieron una cordial reunión con el Conseller Joan Font en la localidad de Maria de la Salut.

La ABEC solicitó al Conseller Font la modificación de la Ley de Caza Balear, donde se trate a la actividad cinegética de forma más social y sostenible. Diferenciándola del deporte, en base al Estatuto de Autonomía. En definitiva, una nueva ley que:

-Preserve las señas de identidad de la caza, a las sociedades de caza y a los cazadores, como las heredamos de nuestros antepasados.

-Cree el Registro de Entidades de Caza, como marca la Ley Balear, para que cazadores y sociedades se regulen por su norma.

-Constituya un organismo público propio dentro de la administración, para que preserve el patrimonio natural cinegético, y que gestione e impulse la información y formación del sector de la caza.

-Cree un consejo de caza más social, donde la participación del sector sea real, con diversidad de opiniones.

-Financie la caza y su organización, con las aportaciones que los propios cazadores y cotos realizan a la administración.

-Legisle una caza social y sostenible en la Comunidad balear.

La ABEC ofreció su colaboración en defensa de los intereses y de los derechos de la caza, las sociedades de caza y de los cazadores mallorquines.

Para finalizar, se trató el precursor cambio de registro seguido por otras asociaciones de la Societat de Caçadores Sa Guàtlera de Maria de la Salut. Pasando de club a sociedad de cazadores sin ánimo de lucro, a imagen y semejanza de lo que hacen y son los cazadores y sus sociedades, cuyos fines se basan en la conservación, uso sostenible, mejora y restauración del patrimonio natural y de la biodiversidad, y en particular de la fauna cinegética, y alejándose de las distintas especialidades deportivas de la modalidad deportiva de la caza basada en las competiciones, que poco o nada tienen que ver con la gestión de los espacios naturales mantenidos desde las sociedades y sus cazadores.

Deja un comentario