La Mesa Extremeña de la Caza recoge firmas contra la norma de residuos

la liebre montería IMG_4062

La Mesa Extremeña en Defensa de la Caza iniciará una recogida de firmas para reclamar a la Junta la anulación de la nueva normativa que regula la eliminación de residuos animales no destinados al consumo humano, pues, a su juicio, provocará “un grave problema de salud pública” en la región.
La entidad, que aglutina al cien por cien del sector cinegético regional, ha informado de la inmediata puesta en marcha de esta medida, para la que, a través de diversos canales, pedirá su anulación, así como de los últimos planes de conservación de especies aprobados por la administración. En su opinión, se trata de “dos medidas que ponen en peligro el sector a corto y medio plazo”.
Para mostrar su rechazo, la Mesa de la Caza pondrá en marcha una página de adhesiones a través de Change.org y pedirá una reunión urgente con el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, Jose María Vergeles, ante el “silencio” de la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, pues siguen a la “espera” de su respuesta.
Sandach-firmas-planes-conservacionAdemás, ha explicado que los propios veterinarios del Servicio Extremeño de Salud (SES) ya les han transmitido su opinión contraria a una norma que consideran que generará justo el efecto contrario al que persigue, y que se ha aprobado a pesar de esa “diferencia de criterio” en diferentes departamentos de la administración.
La norma referida es la resolución de las medidas sanitarias de salvaguardia, publicada en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) el 19 de octubre, que establece la retirada y eliminación en planta autorizada de todos los subproductos animales no destinados al consumo humano (Sandach).
Para la Mesa Extremeña de la Caza, esta medida es de imposible aplicación pues sólo existen en Extremadura una planta autorizada para el tratamiento de estos residuos (en Almaraz) y dos empresas autorizadas para estos traslados que, además, no trabajan los fines de semana.
Según ésta, cada fin de semana se realizan una media de 125 acciones cinegéticas en 125 localizaciones diferentes de la comunidad, lo que provocará que esos residuos permanezcan hasta 72 horas en el interior de los edificios, con los consiguientes problemas sanitarios y de malos olores para los habitantes y trabajadores de estas viviendas.
Por ello, la mesa ha reclamado que antes de aplicar esta medida se cree un “foro de debate multidisciplinar” en el que participen técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y también de la de Sanidad para fijar una postura común sobre la que exista un consenso generalizado.

Descarga aqui el modelo de hoja de firmas (pdf)

 

Deja un comentario