El borrador del plan del lobo prohibirá su caza en Cantabria

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, preside la Mesa del Lobo. © Nacho Romero
El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, preside la Mesa del Lobo. © Nacho Romero

A partir de la entrada en vigor del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, éste tendrá la consideración de especie “no cinegética” en todo el territorio cántabro, frente a la situación actual de especie cinegética.

En consecuencia, las actuaciones de control sobre ejemplares de la especie que se efectúen, deberán estar sometidas al régimen de excepciones previsto en el artículo 39 de la Ley de Cantabria 4/2006, de 17 de mayo, de Conservación de la Naturaleza, y en el artículo 61 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Así lo hizo público el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación de Cantabria, Jesús Oria, en la presentación a la Mesa del Lobo el borrador del Plan de Gestión del Lobo en la comunidad, que tuvo lugar ayer.

El borrador, según el comunicado oficial, se ha elaborado teniendo en cuenta los mejores datos disponibles sobre la situación de la especie en Cantabria, con la finalidad de garantizar la necesaria compatibilidad entre la conservación del lobo y la de la ganadería extensiva, estableciendo unas directrices de gestión conforme al nuevo marco legal en el que se encuentra enmarcada la especie, y estableciendo una serie de medidas y actuaciones.

Además, el Gobierno cántabro indemnizará los daños causados por la especie en todo el territorio de la Comunidad Autónoma, y no sólo en los terrenos cinegéticos en los que es titular (fundamentalmente, la Reserva Regional de Caza Saja) como ocurre en la actualidad.

Plazos

Tras la exposición y el debate sobre el borrador del Plan de Gestión, se ha tratado el calendario propuesto para su tramitación, incluyendo la audiencia a los interesados, el proceso de información pública y el procedimiento a seguir para su aprobación, teniendo en cuenta que para su entrada en vigor es necesario la modificación puntual de dos leyes (Ley de Caza y Ley de Conservación de la Naturaleza) para excluir el lobo de la lista de especies cinegéticas y para hacer posible el pago de los daños que pueda producir en toda Cantabria.

El calendario estimado de tramitación del Plan de Gestión prevé iniciar de inmediato la ampliación de la participación pública, remitiendo el texto a otros organismo y colectivos no presentes en la Mesa del Lobo, y establece el 20 de enero de 2016 como el plazo máximo de entrega de las propuestas o comentarios al borrador del Plan, por escrito y remitidos por correo convencional a la Dirección General del Medio Natural.

Por otro lado, el mes de febrero de 2016 se abrirá el proceso de información pública del proyecto de Decreto, con su publicación en la página Web del Gobierno de Cantabria y anuncio en el Boletín Oficial de Cantabria.

Finalmente, a partir de marzo, está prevista la tramitación administrativa del proyecto de Decreto del Plan de Gestión de forma paralela al proceso de modificación de las dos leyes citadas, que debe acometerse por el Parlamento de Cantabria, estimándose que el Plan entre en vigor en la próxima primavera, dependiendo la fecha concreta de la finalización de esos procedimientos.

Mesa del Lobo

A esta reunión de la Mesa del Lobo asistieron, además del consejero Jesús Oria, el director general de Medio Natural, Antonio Lucio; el jefe del Servicio de Conservación de la Naturaleza, Ángel Serdio; y representantes de las organizaciones Ovican, Asaja Cantabria, UGAM-COAG, Federación Cántabra de Caza, Fundación Naturaleza y Hombre, Gedemol, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Fundación Oso Pardo, Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, ARCA, Ecologistas en Acción, Agamocan, Asociación Manadas, Red Cambera, Sindicato Democrático de Ganaderos Montañeses, Federación de Criadores de Razas Cárnicas, Asociación de Raza Parda de Montaña, Asociación de Ganaderos de Liébana y Aseamo.

 

Deja un comentario