FEDEXCAZA desaprueba las manifestaciones contra la caza con galgo

feria caza, carrera de galgos

Desde la Federación Extremeña de Caza deseamos comunicar oficialmente nuestra más enérgica repulsa hacia las manifestaciones llevadas a cabo el pasado domingo en Mérida, Cáceres y otras trece ciudades españolas, las cuales habían sido organizadas por la Plataforma NAC-No a la Caza con Galgos y Otras Razas.
Según la plataforma organizadora, en estas manifestaciones colaboraron más de cien asociaciones nacionales, internacionales y partidos políticos, lo cual no concuerda con las escasas cincuenta personas que asistieron a la celebrada en Mérida.
A pesar del estrepitoso fracaso en cuanto a asistencia de público, desde FEDEXCAZA lamentamos la difusión que se le da a este tipo de actuaciones desde algunos medios de comunicación, ya que supone trasladar a la sociedad una nefasta imagen de la caza, intencionadamente errónea y desvirtuada, con el único fin de engañar a los profanos.
En la web y las redes sociales de la Plataforma es posible encontrar expresiones espeluznantes con las que estas personas se refieren a la actividad cinegética. Es asombroso el odio, la agresividad y la visceralidad que se respira en sus declaraciones, creando un caldo de cultivo que incita a crear una imagen distorsionada de la caza.
Desde FEDEXCAZA animamos a estos individuos a que entren en nuestra web o nos visiten, con el propósito de explicarles gustosamente las distintas líneas de actuación de la Federación Extremeña de Caza y de todas sus sociedades locales y cazadores federados. Los cazadores no somos maltratadores ni asesinos, como estas organizaciones afirman. En cambio, sí amamos la naturaleza, cuidamos a las especies, nos desvivimos por nuestros fieles aliados los perros. Somos los únicos que salimos al campo a gestionar: hacemos siembras y refugios; ponemos comida y agua cuando estas no existen en el campo, contactamos con agricultores y ganaderos para que sus labores sean compatibles con las especies… Y todo esto lo pagamos de nuestro bolsillo y lo hacemos en nuestro tiempo libre. De ello se benefician las especies de caza, el resto de fauna silvestre y especies protegidas, los que salen al campo a observarlos, y la sociedad, en general.
Hasta ahora lo único que solicitábamos a cambio era respeto.
Pero ha llegado el momento de exigir, además de respeto, reconocimiento. Es hora de que la sociedad sepa qué es la caza, que la conozca cómo es de una manera objetiva. En este sentido, las federaciones y cazadores tenemos un enorme desafío por delante.
Aprovechamos para lanzar el guante a nuestros políticos y a las administraciones públicas, que deberían ser las primeras en lanzar campañas publicitarias promocionando la caza, igual que lo hacen con cualquier otra actividad o aprovechamiento sostenible del monte. Y no sólo en ferias y certámenes dirigidos al sector cinegético. Cuánto bien nos haría un anuncio o reportaje de la Dirección General de Medio Ambiente o del Ministerio de Medio Ambiente publicado en medios generalistas, al alcance de todo el mundo, en que se viera, por ejemplo, a los miembros de una sociedad de cazadores, padres, madres, hijos, vecinos de un pueblo, colaborando todos juntos en la restauración del hábitat del conejo de monte o yendo a llevarle agua a los animales en pleno estío.
Ha llegado la hora de la reivindicación de los cazadores y de la caza, así como de que las administraciones apoyen firmemente esta actividad, generadora de recursos y riqueza, fundamentalmente, en zonas rurales. Es la única vía para acallar a quienes critican y acosan sin base a la actividad cinegética y a quienes la practican. Es el momento de la CAZA, de buscar apoyos, de sentirse orgullosos de ser cazadores y de decir basta a ataques infundados.

Deja un comentario