Los cazadores alertan de la elevada mortandad de conejos

Conejo

Un total de 19 tecores de las zonas de Carballiño, Ribeiro, y Terra de Celanova, entre otras, han mantenido una reciente reunión en la localidad de San Paio, en Ribadavia, con el fin de dar solución a un problema que arrastran desde hace aproximadamente tres años y que tiene que ver con el exceso de mortandad de los conejos de monte, según publica laregion.es.

La muerte es a consecuencia del brote de enfermedades infecciosas, que dejan mermada la población de conejo antes del comienzo de la temporada hábil de caza, que está establecido en la segunda quincena de cada mes de octubre y que se prolonga hasta principios de enero. Los cazadores consideran que las enfermedades y la mala gestión de las vedas están provocando la desaparición del conejo, teniendo en cuenta también las numerosas hembras que sobreviven a la infección, que son las reproductoras más fuertes, son abatidas a lo largo del mes de diciembre.

Los 19 tecores pretenden cambiar la temporada de caza, de tal forma que empiece el 18 de septiembre, antes de las lluvias que, según ellos, influyen en el brote de enfermedades, y finalice el 27 de noviembre de forma experimental en este 2016, y con el fin de evitar la caza de los ejemplares reproductores más fuertes que sobrevivan.

El acuerdo fue remitido al Comité Provincial de Caza a través de la Federación Galega de Caza, para que autorice el cambio en la temporada de este año, que también deberá contar con el visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente.

“Entre las enfermedades y nosotros, que estamos matando a los reproductores que sobreviven, estamos acabando con la especie”, señalaba uno de los cazadores. Ellos recuerdan que si el tecor tiene que asumir los gastos a consecuencia de los accidentes de tráfico que provocan los animales y se encarga dentro de sus posibilidades de la limpieza y repoblación del monte, entre otras responsabilidades, la gestión de las vedas también debería ser de su competencia.

Publicado en laregion.es.

Deja un comentario