WWF denuncia a la Fiscalía el abate, por daños, de una loba en Ávila

LOBO

Un ejemplar de lobo fue abatido el miércoles en Ávila por una patrulla de Castilla y León. Según la nota enviada por WWF, “esta es la primera muerte de las cuatro que la Junta anunciaba la semana pasada”.

WWF muestra su total “rechazo e indignación” ya que la especie “está protegida por las leyes españolas y por la Directiva Hábitats al sur del Duero”. La organización ha escrito a la Ministra de Medio Ambiente y ha denunciado estos hechos ante la Fiscalía. En menos de una semana, WWF ha recogido más de 15.000 firmas online para pedir el fin de la persecución del lobo.

La loba fue abatida en un paraje ubicado entre los términos municipales de Ávila y Navalperal de Pinares y WWF ha escrito al MAGRAMA “reclamando información” sobre el ejemplar y las personas que han autorizado y llevado a cabo la muerte. Además, le ha vuelto a pedir que “se exija a la Junta de Castilla y León que paralice la muerte de los otros tres lobos aplicando el principio de precaución”, al entender que su muerte “vulnera claramente las leyes”. Asimismo, WWF también ha denunciado los hechos esta mañana ante el SEPRONA y  la Fiscalía de Medio Ambiente para que investiguen los hechos e identifiquen a los autores, “por tratarse de una especie protegida”, al tiempo que está valorando iniciar acciones legales en otras instancias contra todos los implicados.

La semana pasada WWF lanzó una petición online ante el anuncio de la Junta de Castilla y León de matar cuatro lobos en Ávila y Salamanca, que ha recabado en menos de una semana 15.000 apoyos. 

Según WWF, la decisión de la Junta de Castilla y León responde “simplemente” a las presiones de “determinadas” organizaciones profesionales agrarias, sin buscar otras soluciones alternativas, “como es su obligación”. WWF se opone a que se sigan “matando lobos en España y muy especialmente al sur del Duero donde está catalogada como protegida” y recuerda que el lobo “es el último problema de los ganaderos”. Lo que realmenteafecta, según la organización, al futuro de la ganadería extensiva “es el abandono y la falta de apoyo por parte de las administraciones”, afirmando que “en ningún caso se salvará la ganadería extensiva matando lobos”.
Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, afirma: “Es inaceptable que la Junta de Castilla y León se pliegue a los intereses de determinados ganaderos y desoiga a la mayoría de los ciudadanos persiguiendo a las especies protegidas a tiro limpio, mientras el Ministerio de Medio Ambiente mira hacia otro lado”, y añade: “La Junta de Castilla y León está cruzando una línea peligrosa por contentar a los ganaderos, pero nosotros vamos a denunciar cada muerte ante la Fiscalía y el SEPRONA”.

Deja un comentario