En Lalín concello y cazadores programan las primeras batidas de jabalí para el 7 de septiembre

fuete: Faro de Vigo

En la reunión que mantuvieron ayer el concejal de Actividade Agraria, Manuel Fernández, y el presidente de la Sociedade de Caza y Pesca de Lalín, José Luis Gil, además de miembros de esta entidad relacionados con la caza mayor, se abordaron las medidas para controlar los daños que está causando la fauna salvaje, principalmente el jabalí.

Fernández explicó que “los miembros de la sociedad se mostraron en todo momento muy receptivos a las peticiones que hicimos desde el departamento de Actividade Agraria para minimizar los daños que puedan causar los jabalíes y que ya estuvieron causando estropicios en diversos puntos del municipio de Lalín”.

Desde la sociedad de caza comunicaron al concejal que “la campaña de apertura de veda del jabalí se abre el próximo 7 de septiembre, en poco más de tres semanas, unas fechas, las primeras del próximo mes para las que se podrían organizar las primeras batidas en las que controlar el número de animales, de forma especial donde se contemplan el mayor número de daños”.

En la reunión también se programó “un próximo encuentro entre el Concello, los miembros de la sociedad de caza lalinense y las cooperativas de la zona con el fin de decidir aquellos puntos donde sería más importante llevar a cabo las acciones de control del número de animales que están causando daños”.

Batidas de córvidos

Ya en abril Fernández había mantenido una reunión con el entonces recién elegido presidente de la Sociedade de Caza e Pesca, José Luis Gil, para programar un calendario para la organización de batidas de jabalí y continuar con la labor preventiva en daños por ataques de fauna salvaje en los cultivos.

En aquel encuentro se abordaron las líneas de trabajo y acciones propuestas por la anterior junta para minimizar los daños del jabalí en las explotaciones ganaderas del término municipal. Fernández anunció que las partes propusieron mantener una reunión a tres bandas, en la que tomasen parte también las cooperativas agrarias “para hablar de toda la problemática derivada de los daños causados por la excesiva población de jabalí; unas citas que ya se mantenían con anterioridad y que seguiremos manteniendo”, dijo.

Estas batidas son autorizadas por la Consellería de Medio Rural en casos de persistentes daños en terrenos de cultivo. En la comarca dezana llega a condicionar la viabilidad de algunas explotaciones de la zona.

Por otra parte, Medio Ambiente ha autorizado también las batidas de córvidos, en los primeros días de julio, ante los importante estragos que causan. En la parroquia silledense de Piñeiro tuvo lugar la primera de estas batidas, que se saldó con media docena de muertes. La presencia de cuervos y cornejas es particularmente perjudicial para los cultivos de maíz, y el sector agrícola carece de subvenciones para compensar este tipo de pérdidas causadas por los córvidos.

Deja un comentario